El déficit público rozó el 5,3% del PIB a septiembre

viernes 28 de diciembre de 2012 12:17 CET
 

MADRID (Reuters) - Las administraciones públicas cerraron el tercer trimestre con un déficit conjunto de 55.348 millones de euros, según cifras del Ministerio de Hacienda, lo que supone cerca del 5,3 por ciento del PIB.

La cifra deja apenas un punto de margen de desviación para el cuarto trimestre para poder cumplir el objetivo del 6,3 por ciento fijado para todo el año para España por la Comisión Europea, una meta que ha sido considerada difícil de cumplir por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Las cifras de déficit público de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) - dependiente del Ministerio de Hacienda - no incluyen casi 10.000 millones de euros de ayudas a las instituciones financieras, que no se tienen en cuenta en los procedimientos de déficit excesivo de Bruselas.

Según el desglose del déficit por administraciones, el del Estado Central se situó a septiembre en 45.516 millones de euros (alrededor del 4,34 por ciento del PIB nacional), mientras que el de las comunidades autónomas fue de 9.790 millones (un 0,93 por ciento).

Las cuentas de la Seguridad Social entraron también en déficit en los datos acumulados al tercer trimestre, al registrar un saldo negativo de 2.026 millones (cerca del 0,19 por ciento), frente al superávit de 9.811 millones que tenían a junio.

Según los datos de IGAE, las corporaciones locales - ayuntamientos, diputaciones, cabildos y consejos - tenían un superávit de 1.984 millones de euros (en torno al 0,18 por ciento) al final del tercer trimestre.

El objetivo de déficit para la administración central y la Seguridad Social para 2012 se sitúa en el 4,5 por ciento, el de las comunidades autónomas es del 1,5 por ciento y el de las corporaciones locales es del 0,3 por ciento.

El Gobierno ha dicho reiteradamente que los objetivos de reducción de déficit han de tener en cuenta la grave recesión de la economía española y la difícil situación en el resto de Europa, y no se descarta que Bruselas acabe dando más tiempo a España para relajar su senda fiscal.

El discurso oficial sin embargo es que los datos hasta ahora van en la línea de cumplimiento, ya que en el cuarto trimestre tendrán impacto medidas presupuestarias como las subidas del IVA y del impuesto sobre sociedades, así como la eliminación de la paga extra de diciembre de los empleados públicos.

 
Las administraciones públicas cerraron el tercer trimestre con un déficit conjunto de 55.348 millones de euros, según cifras del Ministerio de Hacienda, lo que supone cerca del 5,3 por ciento del PIB. Imagen del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la votación que aprobó los presupuestos para 2013 en el Congreso de los Diputados en Madrid el 24 de octubre. REUTERS/Andrea Comas