Un cura italiano provoca indignación al culpar a la mujer de la violencia

viernes 28 de diciembre de 2012 09:33 CET
 

ROMA (Reuters) - Un cura italiano ha provocado una gran indignación al colgar un artículo en su parroquia en el que dijo que las mujeres eran responsables en parte de alentar la violencia doméstica por no limpiar sus casas y cocinar como corresponde y por llevar ropa ajustada y provocativa.

Los medios italianos informaron de que el párroco Piero Corsi colgó el texto en el tablón de anuncios de su iglesia en la población de San Terenzo di Lerici, al norte del país, que decía que las mujeres deberían efectuar una "sana autocrítica" sobre el tema del feminicidio.

La violencia doméstica contra las mujeres es un grave problema en Italia aunque un informe de una misión de Naciones Unidas en junio dijo que "era en gran medida invisible y poco documentado".

El texto, colgado en una web por un católico conservador llamado Bruno Volpe, atacó la pornografía y la publicidad erótica en televisión pero dijo que las mujeres compartían la culpa por "provocar los peores instintos que luego se convierten en violencia y abusos sexuales".

"Preguntémonos. ¿Es posible que los hombres se hayan vuelto todos locos de repente? No lo creo", dice el texto, que fue reproducido en varios periódicos.

"El meollo del problema está en el hecho de que las mujeres son cada vez más provocativas, sucumben a la arrogancia, creen que pueden hacer todo por ellas mismas y terminan exacerbando las tensiones", dijo.

¿Cuántas veces vemos a chicas e incluso mujeres maduras caminar por las calles con ropa ajustada y provocativa?"

"Niños abandonados a su suerte, casas sucias, comida fría o rápida en casa, ropa sucia. Así que si la familia termina sumida en el caos y cae en un delito (una forma de violencia que debería ser condenada y castigada con firmeza) a menudo la responsabilidad es compartida", dijo.

El alcalde de Lerici, Marco Caluri, dijo el jueves que el artículo era "pasmoso y profundamente ofensivo" y el obispo de La Spezia ordenó que se retirase, diciendo que contenía "opiniones inaceptables que van en contra de la posición común de la Iglesia".   Continuación...