EEUU intenta un esfuerzo de última hora para evitar el precipicio fiscal

viernes 28 de diciembre de 2012 07:41 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - El presidente Barack Obama y los legisladores estadounidenses están impulsando una última ronda de negociaciones a pocos días de que venza el plazo para alcanzar un acuerdo sin el cual, con el nuevo año, la economía se precipitaría en un "precipicio fiscal".

Obama se reunirá con los líderes legislativos de los dos principales partidos el viernes en la Casa para tratar de revivir las negociaciones para evitar grandes alzas de impuestos que comenzarían a regir el 1 de enero junto a profundos y automáticos recortes de gasto público que en conjunto totalizan 600.000 millones de dólares.

Los participantes de las negociaciones están divididos sobre las posibilidades de éxito. Algunos pocos tienen esperanzas, algunos hablan como si las hubieran abandonado, y un pequeño pero creciente grupo sugiere que el Congreso podría tratar de extender el plazo límite a los dos primeros días de enero.

Con el fin de estar listos para votar si se da forma a un acuerdo, la Cámara de Representantes -donde los republicanos son mayoría- convocó una sesión el domingo.

Y el líder de la bancada republicana de la Cámara, Eric Cantor, aconsejó a los legisladores estar preparados para reunirse hasta el 2 de enero, el último día antes de la jura del nuevo Congreso elegido el 6 de noviembre.

"No parece que algo muy constructivo vaya a suceder" como resultado de la reunión con Obama, dijo el senador republicano por Tennessee Bob Corker. "Parece más una cuestión de óptica que algo que sea real", agregó.

Los dos partidos políticos siguen con posturas diferentes, particularmente en lo que respecta a planes para incrementar los impuestos a los estadounidenses más ricos para ayudar a cerrar el déficit presupuestario del país.

Pero un veterano congresista republicano por Arizona, Jeff Flake, expresó la posibilidad de que si Obama propone recortes de gasto gubernamental significativo, los republicanos de la Cámara podrían ofrecer un compromiso en materia impositiva.

Los próximos días posiblemente muestren intensas discusiones en torno a números, o un escenario político en el que ambos bandos intenten evitar cargar con las culpas si un acuerdo parece improbable.   Continuación...

 
El presidente Barack Obama y los legisladores estadounidenses están impulsando una última ronda de negociaciones a pocos días de que venza el plazo para alcanzar un acuerdo sin el cual, con el nuevo año, la economía se precipitaría en un "precipicio fiscal". En la imagen, el líder de la minoría en el Senado Mitch McConnell y un miembro de su equipo de seguridad en el Capitolio, el 27 de diciembre de 2012. REUTERS/Mary F. Calvert