Gallardón presenta su reforma del organismo regulador de los jueces

viernes 21 de diciembre de 2012 16:20 CET
 

MADRID (Reuters) - El Gobierno español facilitará el acceso a los puestos del organismo que regula a la judicatura en España, según anunció el viernes el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón en la presentación de un proyecto que previsiblemente llevará a más protestas del sector de la magistratura.

El anteproyecto de ley orgánica aprobado en el Consejo de Ministros contempla modificaciones sobre el régimen presupuestario del Consejo General del Poder Judicial, el órgano que gobierna a los más de 5.0000 jueces en España, así como en la intervención de organismos judiciales.

Los proyectos de reformas del sistema de Justicia emprendidos por Ruiz-Gallardón han chocado con la oposición de los jueces desde sus primeros pasos, si bien el ministro señaló que algunos elementos de la reforma anunciada el viernes se han modificado desde su concepción para acercarse a las reclamaciones la oposición, aunque finalmente no se ha llegado a un acuerdo con el Partido Socialista sobre el texto.

La reforma suaviza los requisitos para optar a uno de los 20 puestos en el CGPJ, reduce la influencia de las asociaciones judiciales en el organismo y rebaja de 20 a 6 los miembros del Consejo con dedicación exclusiva, que irán rotando de forma periódica.

"El hecho de que la elección sobre los doce (jueces), el Congreso la pueda hacer no solamente sobre los propuestos por las asociaciones, sino por aquellos que han conseguido un número razonable de avales, aumenta evidentemente la pluralidad", señaló Ruiz-Gallardón en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Las diferentes asociaciones judiciales, que hasta ahora presentaban a todos los candidatos para el CGPJ, suelen estar vinculadas a tendencias políticas concretas, lo que hace que se suponga opiniones de una u otra corriente a los magistrados que proponen.

También se reducirá el número de vocales del CGPJ que cobrarán sueldo. En adelante, sólo los seis miembros de la comisión permanente tendrán salario fijo, y los demás recibirán dietas por acudir a sesiones concretas.

El CGPJ eligió el pasado julio a Gonzalo Moliner como nuevo presidente del organismo y del Tribunal Supremo en sustitución de Carlos Dívar, que dejó el cargo el mes anterior por acusaciones de mal uso de fondos públicos.

El escándalo perjudicó la imagen de los jueces, que habían quedado al margen de la indignación ciudadana hacia políticos y banqueros en un país hundido en su segunda recesión en tres años y en el que casi uno de cada cuatro trabajadores está en el paro.

El sector judicial ha sido el último en sumarse a las protestas contra las medidas económicas del Gobierno, llevando a cabo varias manifestaciones en contra de medidas como la subida de tasas judiciales para determinados trámites.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, dijo esta semana que las tasas judiciales que han entrado en vigor esta semana son excesivas y podrían llevar a algunos jueces a presentar recursos de inconstitucionalidad.

 
El Gobierno español facilitará el acceso a los puestos del organismo que regula a la judicatura en España, según anunció el viernes el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón en la presentación de un proyecto que previsiblemente llevará a más protestas del sector de la magistratura. En esta imagen de archivo, el ministro español de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón (a la derecha) con el recién nombrado presidente del CGPJ, Gonzalo Moliner, en la ceremonia de investidura del segundo, en el Tribunal Supremo, Madrid, el 23 de julio de 2012. REUTERS/Angel Diaz/Pool