Más funerales y debate sobre el control de armas tras el tiroteo en Connecticut

jueves 20 de diciembre de 2012 20:15 CET
 

NEWTOWN, EEUU (Reuters) - Los residentes de Newtown, Connecticut, buscaban el jueves formas de presionar a los líderes estadounidenses para restringir el acceso a las armas, mientras enterraban a más víctimas del segundo tiroteo más mortal en una escuela en la historia del país.

El jueves estaban previstos los entierros de media docena de víctimas, algunas de ellas de seis años, asesinadas a balazos el viernes por un joven de 20 años que atacó una escuela primaria con un rifle de asalto.

Cientos de personas acudieron el jueves por la mañana al funeral de Benjamin Wheeler, de seis años, y atestaron la iglesia episcopal Trinity, donde dos filas completas del recinto se llenaron con miembros de los Boy Scouts.

La masacre del 14 de diciembre, en la que murieron 28 personas -incluyendo a 20 niños y al atacante-, ha provocado nuevas discusiones sobre el endurecimiento de las leyes sobre armas en el país, un tema político espinoso en Estados Unidos, donde existe una fuerte cultura de propiedad individual de armas.

El vicepresidente Joe Biden planea convocar el jueves a la primera reunión de un nuevo grupo de trabajo de la Casa Blanca al que el presidente Barack Obama encargó crear un plan para lidiar con la violencia armada en Estados Unidos.

Después de la reunión de la Casa Blanca organizada por Biden, el fiscal general, Eric Holden, tiene previsto viajar a Newtown para entrevistarse en privado con los agentes de policía que investigan la masacre.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por su sigla en inglés), un poderoso grupo de presión que se ha resistido durante mucho tiempo a cualquier esfuerzo por restringir la propiedad de armamento en manos de particulares, afirmó que ofrecería "contribuciones significativas" para impedir futuras masacres en una rueda de prensa el viernes.

El grupo, que se ha mantenido en silencio cinco días tras el tiroteo, espera continuar expresando su postura a través de los medios durante el fin de semana, y su consejero delegado, Wayne LaPierre, estará en el programa "Meet the Press" el domingo.

"CAMBIO RADICAL"   Continuación...

 
Los residentes de Newtown, Connecticut, buscaban el jueves formas de presionar a los líderes estadounidenses para restringir el acceso a las armas, mientras enterraban a más víctimas del segundo tiroteo más mortal en una escuela en la historia del país. En la imagen, gente en una vigilia de varias religiones para pedir el fin de la violencia armada frente al Ayuntamiento de Los Ángeles, en California, el 19 de diciembre de 2012. REUTERS/Jason Redmond