Los ministros de la UE alaban un acuerdo pesquero "equilibrado"

jueves 20 de diciembre de 2012 15:51 CET
 

BRUSELAS (Reuters) - Los ministros de pesca de la Unión Europea cerraron el jueves un acuerdo que en su opinión refleja un compromiso con la protección de los caladeros sobreexplotados, como los del abadejo y la platija, y la salvaguarda del modo de vida de los pescadores.

Los ministros acordaron limitar los recortes de capturas propuestos por la Comisión Europea en varios caladeros del Atlántico Noreste, como el del abadejo, el arenque y la platija, pero los grupos ecologistas les acusan de ignorar los datos de sostenibilidad.

El ministro francés de Pesca, Frederic Cuvillier , dio la bienvenida a un "acuerdo equilibrado" alcanzado tras dos días de discusiones sobre las cuotas en Bruselas.

"Este acuerdo proporciona la base para una pesca verdaderamente sostenible en la Unión Europea, respaldado por las advertencias científicas indiscutibles", dijo en un comunicado.

El recorte propuesto del 55 por ciento en cuotas de abadejo en el mar de Irlanda, el Canal de la Mancha y el golfo de Vizcaya fue reducido al 15 por ciento, mientras que la platija del mar del Norte caerán un 25 por ciento el próximo año frente al 35 por ciento propuesto por la Comisión.

La comisaria de pesca de la UE, Maria Damanaki, dijo que el acuerdo no era tan ambicioso como había propuesto la comisión, pero describió el resultado como satisfactorio.

Damanaki celebró la mejoría en los datos científicos sobre los caladeros, lo que hace que el bloque tenga una evaluación clara sobre los niveles de capturas para el 85 por ciento de las especies en 2013, frente a apenas el 39 por ciento de este año.

VIABILIDAD

El Parlamento Europeo ha respaldado repetidamente la idea de tener cuotas fijas, sobre la base de los planes de gestión a largo plazo para los caladeros más importantes.   Continuación...

 
Los ministros de pesca de la Unión Europea cerraron el jueves un acuerdo que en su opinión refleja un compromiso con la protección de los caladeros sobreexplotados, como los del abadejo y la platija, y la salvaguarda del modo de vida de los pescadores. En la imagen, una mujer vende pescado en un mercado de Palma de Mallorca el 18 de diciembre de 2012. REUTERS/Enrique Calvo