Una Navidad sombría en el sur de Europa tras tres años de crisis

miércoles 19 de diciembre de 2012 17:28 CET
 

MADRID/ATENAS (Reuters) - La Navidad se presenta sombría este año en el sur de Europa, la zona más golpeada por la crisis de deuda de la eurozona, donde muchas familias luchan por ofrecer aunque sea una pequeña celebración a sus hijos.

Desde Lisboa hasta Atenas, las luces navideñas brillan poco, las compras de regalos han bajado y las familias con problemas sienten amargura por el efecto de tres años de crisis.

La situación es peor en Grecia, el país que provocó la crisis de deuda a principios de 2010 y que ha tenido que tragar amplias subidas de impuestos y recortes de gastos a cambio de ayuda internacional.

"Será difícil. No podemos permitirnos encender la calefacción, así que nos sentaremos en casa tapados con mantas", dijo el desempleado vendedor de ordenadores Polihronis Sotiriou, de 46 años, cuya familia lucha ahora por vivir del salario de su esposa, maestra de profesión.

"Por supuesto tendremos una cena familiar, pero desde luego no comeremos carne este año", dijo. En una comparación con el dominio nazi durante la Segunda Guerra Mundial, añadió: "Sé por mis padres que vivieron la ocupación que este año es tan malo como entonces, si no peor".

Las sensaciones son similares en Portugal, que como Grecia se mantiene a flote por un rescate internacional y sufre su peor recesión en 40 años.

"Si este año nos hacemos regalos, será algo muy barato, probablemente artículos de primera necesidad", dijo Agneia de Sothe una asistenta de 48 años en Lisboa.

Italia, la tercera economía más grande de la eurozona, ha sacudido los nervios de los inversores con una crisis política y la incertidumbre en torno a las elecciones previstas para febrero.

Pero las drásticas subidas de impuestos y los recortes de gastos del primer ministro tecnócrata Mario Monti ya han causado grandes penurias. La última ronda de reformas es un impopular gravamen a la propiedad que ha consumido ahorros justo antes de la Navidad.   Continuación...

 
La Navidad se presenta sombría este año en el sur de Europa, la zona más golpeada por la crisis de deuda de la eurozona, donde muchas familias luchan por ofrecer aunque sea una pequeña celebración a sus hijos. En la imagen, clientes ante una tienda de juguetes que vende todo por 9,99 euros en Madrid, el 17 de diciembre de 2012. REUTERS/Andrea Comas