El presidente italiano pide no prolongar la incertidumbre

miércoles 19 de diciembre de 2012 13:24 CET
 

ROMA (Reuters) - El presidente italiano, Giorgio Napolitano, instó el miércoles a los políticos a que zanjen rápidamente sus diferencias sobre el presupuesto para 2013 para asegurar que no se retrasan las elecciones generales del año próximo.

El presupuesto, que debe ser aprobado antes de convocar nuevas elecciones, se iba a aprobar esta semana pero la votación ha sido pospuesta a raíz de que el partido de centroderecha de Silvio Berlusconi, el Partido de la Libertad, exigiera más tiempo para considerar la norma.

"Evitar una extensión de esta incertidumbre institucional va en el interés del país", dijo Napolitano en un comunicado difundido el miércoles.

"Va también en interés del país que (..) la campaña electoral no se prolongue excesivamente, para que pueda restablecerse cuanto antes el funcionamiento pleno del parlamento y del Gobierno en un periodo que sigue siendo crítico y lleno de incertidumbres para Italia", dijo.

El retraso, que se suma a la profunda incertidumbre que rodea a las elecciones, hizo que el primer ministro, Mario Monti, aplazara su rueda de prensa de fin de año, en la que se esperaba que anuncie si concurrirá o no a los comicios.

Una fuente cercana a Monti dijo que no haría comentarios sobre su futuro hasta que se haya disuelto el Parlamento, lo que probablemente se retrase al menos hasta la próxima semana.

La consulta, que estaba prevista para abril, fue adelantada después de la decisión de Berlusconi de retirar su apoyo parlamentario a Monti, lo que llevó al ex comisario europeo a anunciar que dimitiría en cuanto se aprobara el presupuesto.

No hay una fecha fijada pero, antes del último aplazamiento, se esperaban para febrero

El líder del Partido Democrático de centroizquierda, que lidera los sondeos de opinión, criticó el retraso "indecente e inaceptable" para aprobar la norma presupuestaria.   Continuación...

 
El presidente italiano, Giorgio Napolitano, instó el miércoles a los políticos a que zanjen rápidamente sus diferencias sobre el presupuesto para 2013 para asegurar que no se retrasan las elecciones generales del año próximo. En la imagen, Napolitano durante una rueda de prensa en París, el 21 de noviembre de 2012. REUTERS/Benoit Tessier