CiU y ERC llegan a un acuerdo con vistas a un referéndum en 2014

martes 18 de diciembre de 2012 21:47 CET
 

MADRID (Reuters) - La formación catalana Convergència i Unió, ganadora de los últimos comicios regionales, llegó el martes a un acuerdo con la independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que contempla tanto apoyo durante toda la legislatura como impulsar un referéndum sobre la independencia de la región en 2014.

El acuerdo sigue a semanas de negociaciones tras las elecciones del 25 de noviembre, en las que CiU resultó vencedor pero perdió escaños, tras una campaña centrada en un proyecto soberanista que implicaba un referéndum a los 7,5 millones de catalanes.

Las formaciones han llegado a un acuerdo "para dar estabilidad al Gobierno durante toda la legislatura", según confirmaron a Reuters fuentes de la negociación, "con dos objetivos claros, que son aprobar el presupuesto y una consulta de autodeterminacion para el pueblo de Cataluña a lo largo de 2013".

"Hay un acuerdo total en el ámbito de la consulta", dijo a la prensa Oriol Junquera, presidente de ERC. "Habrá consulta en el 2014 excepto que en el que caso en que por acuerdo entre ambas partes se acuerde aplazar (la votación)".

ERC fue la principal beneficiada de los comicios, pasando de 10 a 21 escaños, lo que la convierte en la clave para dar estabilidad al nuevo Gobierno catalán e impulsar finalmente un referéndum, en una de las comunidades más ricas de España pero también muy endeudada.

El acuerdo alcanzado entre ambas formaciones comenzará a materializarse en el debate de investidura que comenzará el próximo jueves, y del que se espera que Mas salga reelegido con un apoyo que ERC ya había adelantado.

En adelante, y tras la aprobación del presupuesto, CiU y ERC trabajarían juntas para aprobar una ley catalana de consultas y más tarde negociar con el Gobierno nacional dirigido por Mariano Rajoy, que ha afirmado que celebrar un referéndum sobre la independencia catalana sería ilegal.

Las relaciones entre Mas y Madrid han sido tensas en los últimos meses, y el mismo martes la Generalitat aprobó un impuesto retroactivo sobre los depósitos bancarios que choca frontalmente con los planes del Gobierno central.

Este año se cumple el tercer centenario del final de la Guerra de Sucesión, una fecha emblemática para los nacionalistas catalanes, que consideran que marca el final de una Cataluña independiente.

 
La formación catalana Convergència i Unió, ganadora de los últimos comicios regionales, llegó el martes a un acuerdo con la independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que contempla tanto apoyo durante toda la legislatura como impulsar un referéndum sobre la independencia de la región en 2014. En la imagen, el presidente catalán en funciones, Artur Mas, candidato a la reelección por CiU, antes de su votación para elegir al nuevo presidente del Parlamento catalán, en Barcelona, el 17 de diciembre de 2012. REUTERS/Gustau Nacarino