El presidente rumano nombra de nuevo primer ministro a su rival Ponta

lunes 17 de diciembre de 2012 14:21 CET
 

BUCAREST (Reuters) - El presidente rumano, Traian Basescu, designó nuevamente al izquierdista Victor Ponta como primer ministro el lunes, tras haber dicho que no volvería a hacerlo y dando a su rival un mandato para cerrar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

La decisión tiene lugar después de la victoria de la Unión Social Liberal (USL) de Ponta en las elecciones parlamentarias del 9 de diciembre y alivia los temores sobre la estabilidad política del país. Pero a ninguno de los dos les gusta trabajar juntos y no está claro cuánto durará su asociación.

La Unión Europea ha criticado a Ponta, un abogado de 40 años, por socavar el estado de derecho en un intento fallido de procesar a Basescu en julio. La disputa retrasó la gestión política en el segundo país más pobre de Europa y llevó a su moneda a su nivel más bajo.

Se había especulado con que Basescu, un antiguo capitán de la marina mercante conocido por su carácter combativo y sus declaraciones directas, eligiera a otro dirigente del USL para intentar fracturar la alianza de izquierdistas, liberales y conservadores.

El enfrentamiento aumentó la preocupación sobre si Rumanía podrá sellar un acuerdo con el FMI que reemplace al actual, por valor de 5.000 millones de euros y que expira a principios de año. Ponta tendrá que equilibrarlo con un alivio de la austeridad y la recuperación de una economía golpeada por la recesión.

"Está claro que se podrían estudiar algunos cambios constitucionales, pero mientras el acuerdo con el FMI es una prioridad segura como la única solución para Rumanía y los rumanos", dijo a Reuters Norica Nicolai, vicepresidente del ala liberal de la USL.

-- Gráfico sobre el país en inglés: link.reuters.com/xuf54t

Los enfrentamientos entre Basescu y Ponta han ocultado los problemas acuciantes de un país en el que el 3 por ciento de sus habitantes vive con menos de 40 dólares diarios y en algunas zonas no tienen aún un suministro fiable de luz o agua.

Más de 20 años después de la caída del dictador comunista Nicolae Ceausescu, Rumanía va por detrás de otros estados de Europa del este integrados en la Unión Europea y sigue con una corrupción y un crimen organizado rampantes. Bruselas controla la Justicia y el país está fuera de la zona Schengen por temores a sobornos.

 
El presidente rumano, Traian Basescu, designó nuevamente al izquierdista Victor Ponta como primer ministro el lunes, tras haber dicho que no volvería a hacerlo y dando a su rival un mandato para cerrar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Imagen de Ponta al llegar a una reunión del Partido de Socialistas Europeos celebrado el 13 de diciembre en Bruselas. REUTERS/Francçis Lenoir