Ernest & Young, más pesimista que el Gobierno de cara a 2013

lunes 17 de diciembre de 2012 13:55 CET
 

MADRID (Reuters) - Las previsiones de invierno elaboradas por Ernst & Young (E&Y) para la economía española en 2013 son más negativas que las del Gobierno, al situar el crecimiento del PIB, la tasa de desempleo y el déficit en niveles que empeoran las proyecciones del Ejecutivo debido a la restricción del crédito y las incertidumbres.

Pese a contemplar un escenario más competitivo de la economía española desde la óptica de las exportaciones, E&Y cree que el PIB del país se contraerá un 1,4 por ciento en 2013, frente al -0,5 por ciento previsto por el Gobierno, mientras la tasa de paro continuará creciendo hasta el 26,5 por ciento, frente al 24,3 por ciento contemplado por el Ejecutivo.

En cuanto al déficit público, en el que el Gobierno está centrando todos sus esfuerzos para mejorarlo, E&Y cree que finalizará 2013 en el 6,5 por ciento, en comparación con el 4,5 por ciento previsto por el Ejecutivo.

Pese a ello, E&Y desaconseja nuevas medidas de austeridad para corregir estos desequilibrios, ya que agravarían y alargarían la recesión de país.

"Este centro de estudios señala que las autoridades europeas deberían permitir una estrategia de ajuste fiscal más equilibrada, con unos objetivos fiscales más flexibles y otorgando mayor importancia a las reformas que impulsen el crecimiento económico", indicó.

Pese a todo, el informe no descarta la posibilidad de que estas previsiones puedan ser más favorables.

Para este año, la previsión de contracción del PIB de E&Y mejora en dos décimas el -1,5 por ciento proyectado por el Ejecutivo. Sin embargo, la tasa de paro de 2012 empeora en cuatro décimas el 24,6 por ciento previsto por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El déficit público cerraría este año en el 8,2 por ciento del PIB, frente al 6,3 por ciento previsto por el Gobierno.

 
Las previsiones de invierno elaboradas por Ernst & Young (E&Y) para la economía española en 2013 son más negativas que las del Gobierno, al situar el crecimiento del PIB, la tasa de desempleo y el déficit en niveles que empeoran las proyecciones del Ejecutivo debido a la restricción del crédito y las incertidumbres. En la imagen del 14 de diciembre, una mujer sale de una tienda en Madrid. REUTERS/Sergio Pérez