La oposición egipcia convoca protestas contra la Constitución

lunes 17 de diciembre de 2012 13:38 CET
 

EL CAIRO (Reuters) - La oposición convocó protestas en todo Egipto contra la constitución apoyada por el presidente Mohamed Mursi, después de que el referéndum expusiera profundas divisiones que podrían minar sus intentos de alcanzar un consenso sobre duras medidas económicas.

El líder islamista ganó un 57 por ciento de "síes" en la primera ronda del referéndum sobre el texto constitucional el fin de semana, según los medios estatales, un margen que fue inferior al que esperaba su partido y que probablemente envalentone a la oposición.

La segunda ronda, que está prevista para el sábado, probablemente arroje otro "sí" ya que tendrá lugar en distritos donde los islamistas tienen más apoyos.

El Frente de Salvación Nacional de la oposición instó a los organizadores de la consulta a investigar lo que dijo eran violaciones generalizadas en la votación y que asegure que la segunda ronda esté adecuadamente supervisada.

Instó a llevar a cabo protestas en todo Egipto el martes "para frenar la adulteración y acabar con un borrador de constitución inválido" y pidió que se estudie repetir la primera ronda.

El destacado político de la oposición Mohamed ElBaradei, premio Nobel de la paz, usó su cuenta en Internet para pedir una "cancelación del "infame referéndum y un paso al diálogo para arreglar las diferencias".

El estrecho resultado de la primera ronda y la baja participación dan a Mursi poco consuelo en un momento en el que trata de ganar apoyos a sus difíciles reformas económicas para reducir el déficit presupuestario.

Un periódico calculó que en la primera ronda, de cada 100 egipcios, 18 votaron "sí", 13 el "no" y el resto no participaron, lo que respalda las afirmaciones de la oposición de que Mursi no ha logrado un apoyo real.

CONSTRUIR CONSENSOS   Continuación...

 
La oposición convocó protestas en todo Egipto contra la constitución apoyada por el presidente Mohamed Mursi, después de que el referéndum expusiera profundas divisiones que podrían minar sus intentos de alcanzar un consenso sobre duras medidas económicas. En la imagen del 16 de diciembre se puede ver a unos policías antidisturbios al desplegarse ante el palacio presidencial de El Cairo. REUTERS/Khaled Abdullah