Obama consuela a Newtown y promete actuar contra la violencia

lunes 17 de diciembre de 2012 07:28 CET
 

NEWTOWN, EEUU (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió el domingo cambios en la forma en que el país lidia con la violencia armada, aunque evitó el uso de la palabra "arma" al consolar a una ciudad de Connecticut asolada por la masacre de 20 niños.

Obama dijo que el mundo juzgará a la nación por la manera como cuida a sus niños, y que la masacre del viernes dejó ese juicio deficiente.

"¿Podemos decir que realmente estamos haciendo lo suficiente para dar a todos los niños de este país la oportunidad de vivir la vida en felicidad y con propósito? He estado reflexionando sobre esto en los últimos días. Y si somos honestos con nosotros mismos, la respuesta es no", dijo Obama a un auditorio repleto en la escuela Newtown High al final de un sombrío servicio que congregó a distintas religiones.

"No estamos haciendo lo suficiente y vamos a tener que cambiar", agregó.

La emotiva vigilia de oración coronó un día en que los creyentes buscaron consuelo en las iglesias para llorar a las víctimas de la Escuela Primaria Sandy Hook en Newtown, donde un hombre armado usó un rifle de asalto de tipo militar para matar a seis adultos y 20 niños de primaria antes de suicidarse.

Una imagen más detallada del ataque de Adam Lanza surgió el domingo. La policía dijo que estaba armado con cientos de balas en cargadores de alta capacidad de cerca de 30 municiones cada uno para el rifle Bushmaster AR 15 y dos pistolas que ingresó a la escuela.

El tenía una cuarta arma, una escopeta, en su coche fuera.

Todos los niños muertos tenían entre 6 ó 7 años, lo que añade emotividad al reavivado debate sobre si unas leyes sobre control de armas más estrictas podrían evitar futuros tiroteos en Estados Unidos.

Obama hizo notar que esta es la cuarta vez en su presidencia en que ha tenido que consolar a una comunidad después de un ataque, tras el tiroteo en Tucson, Arizona, en enero del 2011, en Aurora, Colorado en julio, y en Oak Creek, Wisconsin, en agosto.   Continuación...

 
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió el domingo cambios en la forma en que el país lidia con la violencia armada, aunque evitó el uso de la palabra "arma" al consolar a una ciudad de Connecticut asolada por la masacre de 20 niños. Imagen del 16 de dicimebre de Obama tras hablar en una vigilia celebrada en el instituto Newtown por las familias de las víctimas de la masacre en el colegio Sandy Hook de la localidad de Newtown, en el estado de Connecticut. REUTERS/Kevin Lamarque