Al menos 27 muertos, 18 niños, en un tiroteo en una escuela de EEUU

viernes 14 de diciembre de 2012 19:59 CET
 

NEWTON, EEUU (Reuters) - Al menos 27 personas, entre ellos posiblemente 18 niños, murieron el viernes cuando al menos un hombre abrió fuego en un tiroteo en una escuela de educación básica en el pueblo estadounidense de Newtown, en Connecticut, informaron medios y autoridades locales.

De confirmarse se trataría de uno de los tiroteos con mayor número de víctimas mortales en la historia de Estados Unidos. Se produce luego de una serie de ataques similares este año en los que ha habido numerosos muertos.

El autor del tiroteo, que según NBC News tendría 24 años, fue encontrado muerto dentro del edificio de la escuela Sandy Hook, dijo la policía.

Los agentes confirmaron varios muertos, "tanto estudiantes como profesores", sin dar una cifra.

El director y el psicólogo de la escuela estaban entre los muertos, según la cadena CNN.

El agresor poseía cuatro armas y un chaleco antibalas, dijo la cadena WABC.

Hubo noticias sin confirmar de un segundo atacante después de que los testigo dijeran que escucharon decenas de tiros. La escuela primaria Sandy Hook tiene clases desde preescolar hasta cuarto de primaria básico y alberga a niños de entre cinco y 10 años.

"Fue horrendo", dijo Brenda Lebinski, una mujer que acudió a la escuela donde su hija cursa el tercer grado. "Todo el mundo estaba histérico, padres y estudiantes. Había chicos saliendo de la escuela ensangrentados. No sé si habían recibido disparos, pero estaban ensangrentados", agregó.

Las imágenes de televisión mostraban a la policía y a ambulancias en el lugar, y a padres corriendo hacia la escuela.   Continuación...

 
Al menos 27 personas, entre ellos posiblemente 14 niños, murieron el viernes cuando al menos un hombre abrió fuego en un tiroteo en una escuela de educación básica en Connecticut, informó CBS News, citando autoridades sin identificar. En la imagen del 14 de diciembre, unos niños esperan fuera de la escuela Sandy Hook en la localidad de Newtown, en el estado de Connecticut. REUTERS/Michelle McLoughlin