El Papa pide instaurar un nuevo modelo económico y regular los mercados

viernes 14 de diciembre de 2012 16:29 CET
 

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El Papa Benedicto XVI llamó el viernes a instaurar un nuevo modelo económico y a aplicar regulaciones éticas en los mercados, argumentando que la crisis financiera es la prueba de que el capitalismo no protege a los miembros más débiles de la sociedad.

En su mensaje adelantado por el Día Mundial de la Paz de la Iglesia Católica, que se celebra el 1 de enero, Benedicto XVI también advirtió que la inseguridad del suministro de los alimentos es una amenaza a la paz en algunas partes del mundo.

El Papa también ratificó fuertemente la oposición de la Iglesia al matrimonio entre homosexuales, al sostener que las uniones entre personas heterosexuales tienen un papel indispensable en la sociedad.

El mensaje anual, que tradicionalmente se centra en cómo promover y reducir las amenazas a la paz, es enviado a los jefes de Estado, gobiernos e instituciones como Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales.

El Papa dijo que los modelos económicos que buscan el máximo beneficio y alientan la competencia a todos los costes no han logrado ocuparse de las necesidades básicas de muchos y podrían sembrar el malestar social.

"Es alarmante ver caldos de cultivo de tensión y conflicto causados por crecientes instancias de desigualdad entre ricos y pobres, por la prevalecencia de una mentalidad egoísta e individualista que también encuentra su expresión en el no regulado capitalismo financiero", sostuvo.

El Papa dijo que la gente, los grupos e instituciones necesitan fomentar la creatividad humana, sacar lecciones de la crisis y crear un nuevo modelo económico.

El mensaje hace eco de su encíclica Caritas in Veritate (Caridad en la verdad), en la que llamó a instaurar una autoridad política mundial para controlar la economía global y una mayor regulación gubernamental de las economías nacionales.

/Por Philip Pullella/

 
El Papa Benedicto XVI llamó el viernes a instaurar un nuevo modelo económico y a aplicar regulaciones éticas en los mercados, argumentando que la crisis financiera es la prueba de que el capitalismo no protege a los miembros más débiles de la sociedad. En la imagen de archivo, el Papa Bendito XVI en un acto público en la Basílica de San Pedro del Vaticano el 9 de diciembre. REUTERS/Tony Gentile