El Banco malo español arranca con recursos de 3.800 millones de euros

jueves 13 de diciembre de 2012 12:48 CET
 

MADRID (Reuters) - El ministerio de Economía español confirmó el jueves que todos los grandes bancos nacionales privados menos BBVA participarán como inversores en el "banco malo", que contará inicialmente con unos recursos propios de unos 3.800 millones de euros.

El estatal FROB aportará 397 millones de euros de capital mientras que Santander Caixabank, Sabadell, Popular y Kutxabank desembolsarán conjuntamente 430 millones de euros.

Todos ellos suscribirán en las próximas semanas deuda subordinada emitida por el banco malo y un grupo de entidades adicionales (entre ellas aseguradoras) aportarán más recursos hasta completar los 3.800 millones de euros previstos en una primera fase.

Los fondos propios estarán compuestos en un 25 por ciento por capital y en un 75 por ciento por deuda, por lo que las aportaciones totales de los bancos, según cálculos de Reuters, ascenderían aproximadamente a 1.720 millones de euros (430 millones en capital y 1.290 millones de euros en deuda subordinada).

"Prácticamente todas las principales entidades financieras y aseguradoras en España participarán en el capital de la sociedad", señala Economía sin hacer referencia explícita a BBVA, la segunda mayor entidad nacional, que no ha dado explicaciones sobre su no incorporación al proyecto.

Las aportaciones de los bancos están en función de sus cuotas de mercado, explicaron varias fuentes. En términos de capital (una cuarta parte del desembolso previsto a priori), las aportaciones iniciales serán de 164 millones de euros en el caso de Santander, 118 millones en el caso de Caixabank, 66 millones en Sabadell, 57 millones en Popular y 25 millones en Kutxabank.

El banco malo, que gestionará un volumen de activos próximo a los 59.000 millones de euros, adquirirá antes de final de mes los activos de las cuatro entidades nacionalizadas por 44.000 millones de euros y en el primer trimestre del año próximo tomará los activos de los bancos que requieran ayuda pública en una segunda fase. Esta adquisición requerirá una nueva ampliación de capital del banco malo que podrá ser suscrita por los mismos o nuevos accionistas.

Caixabank dio por descontado que participará en esta segunda fase al cifrar en un comunicado su aportación total en 606 millones de euros que le daría según sus propios cálculos una participación del 11,7 por ciento en el capital.

El Banco de España y Economía han hecho una ronda de presentaciones con diversas entidades para tratar de convencerles de las bondades de un proyecto que promete una rentabilidad sobre el capital (ROE) para el conjunto del proyecto, que tendrá una vida de 15 años, es de en torno al 14-15 por ciento "en un escenario conservador".

 
El ministerio de Economía español confirmó el jueves que todos los grandes bancos nacionales privados menos BBVA participarán como inversores en el "banco malo", que contará inicialmente con unos recursos propios de unos 3.800 millones de euros. En la imagen, un cartel anuncia pisos a la venta en Estepona, Málaga, el 30 de noviembre de 2012. REUTERS/Jon Nazca