La Fed mantendrá los tipos bajos e inyecta más dinero en la economía

miércoles 12 de diciembre de 2012 22:51 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - La Reserva Federal dio un paso sin precedentes el miércoles al anunciar que mantendría sus tipos de interés próximos a cero hasta que el desempleo en Estados Unidos caiga a un 6,5 por ciento, y lanzó una nueva ronda de compra de bonos para estimular la economía.

El banco central estadounidense dijo que su compromiso de mantener los tipos en niveles bajos hasta que se alcance ese nuevo umbral permanecerá en pie mientras las estimaciones de la inflación no superen el 2,5 por ciento con uno o dos años por delante, y siempre y cuando las presiones sobre los precios estén contenidas.

"El comité sigue preocupado porque, sin un ajuste suficiente de la política, el crecimiento económico no sea lo suficientemente fuerte para generar una mejora sostenida en las condiciones del mercado laboral", afirmó la Fed en un comunicado.

La decisión, acompañada por un anuncio para reemplazar el programa de estímulo que va a expirar pronto con una nueva ronda de compras de bonos del Tesoro, tomó por sorpresa a los expertos. La mayoría de los economistas no esperaba que el banco central adoptara umbrales económicos para guiar la política monetaria hasta el próximo año.

El banco central estadounidense destacó que el desempleo sigue siendo elevado y que la inflación está un poco por debajo del objetivo del 2 por ciento establecido por los consejeros.

El banco central se comprometió a adquirir 45.000 millones de dólares (unos 34.600 millones de euros) mensuales en bonos del Tesoro, que se sumarán a sus compras por 40.000 millones de dólares de activos respaldados por hipotecas que inició en septiembre, como esperaban los mercados financieros.

Bajo su programa de estímulo denominado "Operación Twist", que expira a finales de mes, la Fed compraba 45.000 millones de dólares en bonos a largo plazo con los recursos de la venta de activos de corto plazo.

La nueva ronda de compras de bonos del Gobierno anunciada el miércoles se financiará esencialmente con la creación de más efectivo, lo que expandirá la hoja de balance de la Fed, que actualmente es de 2,8 billones de dólares.

Los responsables de la Fed votaron 11 a favor y uno en contra del nuevo plan. El presidente de la Reserva Federal de Richmond, Jeffrey Lacker, fue el único que no estuvo de acuerdo, al igual que en cada reunión de este año, y expresó su oposición tanto a la compra de bonos como a los nuevos umbrales económicos.   Continuación...

 
La Reserva Federal dio un paso sin precedentes el miércoles al anunciar que mantendría sus tipos de interés próximos a cero hasta que el desempleo en Estados Unidos caiga a un 6,5 por ciento, y lanzó una nueva ronda de compra de bonos para estimular la economía. Imagen del presidente de la Fed, Ben Bernanke, sonriendo durante la rueda de prensa del 12 de diciembre en Washington. REUTERS/Kevin Lamarque