Madrid reforzará la seguridad en los macroeventos tras el Madrid Arena

miércoles 12 de diciembre de 2012 18:35 CET
 

MADRID (Reuters) - La policía y el servicio de urgencias tendrán que estar presentes en los macroeventos que se celebren en Madrid a partir de ahora, de acuerdo con las conclusiones de la comisión que ha investigado la tragedia ocurrida en una fiesta en la noche de Halloween en la capital española, en la que murieron cinco jóvenes por una avalancha.

La oposición pidió la dimisión de la alcaldesa, Ana Botella, por las deficiencias de seguridad en una fiesta de música electrónica que tuvo lugar en la noche del 31 de octubre en la instalación municipal del Madrid Arena, situada en el sur de la capital.

El Partido Popular, que tiene mayoría absoluta en el ayuntamiento, afirma que las responsabilidades políticas del caso se han saldado con la dimisión del concejal de Economía Pedro Calvo, imputado por el juez que investiga el caso, y la destitución de los dos principales responsables de la empresa pública que supervisa las instalaciones.

Las autoridades municipales consideran que la responsabilidad por la avalancha desatada en un estrecho pasillo del Madrid Arena corresponde a Miguel Ángel Flores, cuya empresa Diviertt fue la promotora de la fiesta, acusándole de una venta masiva de entradas.

"Se excedió en sus ansias de dinero (que) le llevaron a transgredir una norma, a traspasar la línea entre lo que es la responsabilidad del empresario y lo que yo creo que es la comisión de un delito", dijo el portavoz del PP municipal, Enrique Núñez, en la última sesión de la comisión de investigación.

El juez ha imputado, entre otros, al propio Flores, a Calvo y a los representantes de la compañías Seguriber y Kontrol 34, encargadas de la seguridad y el control de los accesos del pabellón, respectivamente.

Una de las principales hipótesis de la avalancha - ocurrida en un pasillo por el que salía y entraba la gente en el momento en que comenzó la actuación del DJ estadounidense Steve Aoki - es que el aforo de 10.000 personas se superó con creces. Según el recuento efectuado por la Policía Judicial, el número de entradas vendidas fue de casi 17.000, aunque el empresario Flores lo ha negado.

Diviertt denunció que había un macrobotellón en el exterior del recinto, situado en la Casa de Campo de Madrid, y que no fue controlado por la policía municipal.

Durante la comisión de investigación se han revelado varios fallos tanto en la seguridad como en el control y en la atención médica, lo que ha llevado a que los distintos grupos políticos del ayuntamiento hayan acordado que la policía municipal tenga que estar en los macroeventos en recintos cerrados con más de 5.000 personas y que sea obligatoria la contratación del servicio de urgencias SAMUR, según medios.   Continuación...

 
La policía y el servicio de urgencias tendrán que estar presentes en los macroeventos que se celebren en Madrid a partir de ahora, de acuerdo con las conclusiones de la comisión que ha investigado la tragedia ocurrida en una fiesta en la noche de Halloween en la capital española, en la que murieron cinco jóvenes por una avalancha. Imagen del recinto del Madrid Arena al día siguiente de la tragedia, el 1 de noviembre. REUTERS/Susana Vera