El sector judicial para una hora contra las reformas de Gallardón

miércoles 12 de diciembre de 2012 15:14 CET
 

MADRID (Reuters) - Miles de trabajadores del sector judicial interrumpieron el miércoles su actividad durante una hora para protestar contra las reformas que plantea el Ministerio de Justicia, que creen que devaluará el servicio, en el último ejemplo de un colectivo público que se rebela contra los ajustes del Gobierno por la crisis económica.

La protesta estaba convocada por dieciocho agrupaciones judiciales de un espectro ideológico muy diverso, en las que había desde asociaciones de jueces, fiscales y secretarios judiciales a sindicatos y usuarios, y amenaza con desembocar en una huelga si el Gobierno no da marcha atrás en unas reformas que incluyen la ley que impone tasas en algunos procesos.

Frente a los juzgados madrileños de Plaza de Castilla, los empleados judiciales, algunos ataviados con camisetas amarillas en defensa de una justicia gratuita, pidieron una dimisión del ministro, Alberto Ruiz-Gallardón, y corearon consignas como "entre todos pararemos el tasazo judicial".

El sector reclama cambios en una serie de medidas que estudia el ministerio, como la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que cambia el sistema de elección de los órganos judiciales y reduciría los días de asuntos propios de los funcionarios judiciales, o la del Registro Civil, que pasará a cobrar por algunos trámites hasta ahora gratuitos.

Pero Ruiz-Gallardón acusa a jueces y fiscales de preparar una protesta corporativa porque pierden algunas de sus ventajas, un aspecto que niegan los funcionarios judiciales.

"Reconozco que (las reformas) causan perjuicios directos en algunos colectivos pero si no la abordamos nos quedaríamos con un sistema obsoleto e ineficiente", declaró el titular de Justicia en una entrevista en la Cadena Cope.

Los juzgados españoles, que se han quedado históricamente al margen de la modernización que ha transformado otros sectores de la administración pública como Hacienda, están colapsados por falta de recursos materiales, profesionales y carencia de informatización de los procesos, a lo que hay que sumar los recortes de financiación en los últimos años por la crisis económica.

"Si quiere reducir el conflicto a un tema estrictamente económico, sinceramente decirle que está totalmente equivocado. Que lea cuáles son nuestras propuestas, que están perfectamente documentadas, están integradas todas en una plataforma y en una comisión interasociativa...", dijo en declaraciones a RNE el juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, en referencia a Gallardón.

TASAS   Continuación...

 
Miles de trabajadores del sector judicial interrumpieron el miércoles su actividad durante una hora para protestar contra las reformas que plantea el Ministerio de Justicia, que creen que devaluará el servicio, en el último ejemplo de un colectivo público que se rebela contra los ajustes del Gobierno por la crisis económica. En la imagen, trabajadores de la justicia protestan en Madrid el 12 de diciembre de 2012. REUTERS/Andrea Comas