El Supremo argentino asesta revés al Gobierno frente a grupo Clarín

martes 11 de diciembre de 2012 09:01 CET
 

BUENOS AIRES (Reuters) - El Tribunal Supremo de Argentina rechazó el lunes una petición del Gobierno para que se aplique en su totalidad una ley de medios que obligaría al conglomerado de comunicación más grande del país, Clarín, a desprenderse de decenas de licencias audiovisuales.

La decisión se dio luego de que una Cámara de Apelaciones extendiera el jueves pasado una medida cautelar que suspende la aplicación de varios artículos de la ley de medios audiovisuales promovida por el Gobierno en medio de una puja con Clarín.

La extensión decidida por la Cámara se había conocido un día antes de que venciera la medida cautelar, que era cuando el Gobierno tenía previsto reordenar la propiedad de los medios y asestar un importante golpe a Clarín, un ferviente crítico del oficialismo.

En desacuerdo con la decisión de la Cámara, el Gobierno recurrió al Tribunal Supremo, pero el máximo tribunal del país desestimó la petición oficial, según el fallo difundido el lunes a través de un comunicado de prensa.

Clarín es dueño de los principales operadores de cable del país, del diario más vendido, de algunas de las radios más escuchadas y de un importante canal de televisión, entre otros medios.

Aunque la nueva ley de medios audiovisuales fue aprobada en 2009 por el Congreso, Clarín solicitó una medida cautelar a la justicia hasta que un juez decida sobre la constitucionalidad de algunos artículos de la norma.

Para que la medida cautelar no se extendiera demasiado, el Tribunal Supremo había fijado la fecha límite del 7 de diciembre, que la semana pasada fue ampliada por la Cámara de Apelaciones.

Ahora el Gobierno deberá esperar la sentencia definitiva sobre la causa, que está en manos de un juez de una instancia más baja.

 
El Tribunal Supremo de Argentina rechazó el lunes una petición del Gobierno para que se aplique en su totalidad una ley de medios que obligaría al conglomerado de comunicación más grande del país, Clarín, a desprenderse de decenas de licencias audiovisuales. En la imagen, una gran pancarta contra Clarín cuelga del edificio de la agencia de estdaísticas INDEC de Argentina, en Buenos Aires, el 14 de noviembre de 2012. REUTERS/Marcos Brindicci