10 de diciembre de 2012 / 16:19 / en 5 años

Monti no se plantea en este momento si presentarse a elecciones

El rendimiento de los bonos italianos subía, los precios de las acciones del país se desplomaban y el euro retrocedía el lunes ante el temor a que las reformas económicas en Italia se paralicen tras el anuncio del primer ministro Mario Monti de que dejará el cargo en forma anticipada. En la imagen, una mujer comprueba productos en un mercado local de Roma, el 10 de diciembre de 2012.Max Rossi

OSLO/MILAN (Reuters) - El primer ministro italiano, Mario Monti, dijo el lunes que actualmente no se plantea si presentarse a las elecciones a comienzos del próximo año y que la reacción del mercado a su plan de dimitir anticipadamente no debería ser dramatizada.

"No me estoy planteando esta cuestión particular en este momento. Todos mis esfuerzos van dirigidos a completar el tiempo que le queda al actual gobierno", dijo Monti a periodistas en Oslo como respuesta a una pregunta sobre si presentaría su candidatura a las elecciones italianas, previstas para febrero.

"Entiendo las reacciones del mercado, no deberían ser dramatizadas. Estoy convencido de que las elecciones italianas, cuando lleguen, darán espacio para cualquier coalición (...) el gobierno será, desde mi punto de vista, uno altamente responsable", agregó Monti.

Monti, tecnócrata y reconocido economista que es muy respetado entre los inversores financieros, dijo el sábado que dimitirá una vez que se apruebe el presupuesto 2013, tras perder el respaldo del partido de Silvio Berlusconi, el centroderechista PDL, que es el mayor en el parlamento.

Junto con el anuncio de Berlusconi de que volverá a presentarse en las elecciones, la noticia de Monti desató temores de que Italia pueda alejarse del sendero de las reformas económicas que necesita después de unas elecciones generales que, según se prevé ahora, tendrían lugar en febrero.

REACCIÓN DE LOS MERCADOS

El rendimiento de los bonos italianos subía, los precios de las acciones del país se desplomaban y el euro retrocedía el lunes ante el temor a que las reformas económicas en Italia se paralizasen tras el anuncio de Mario Monti de que dejará el cargo en forma anticipada.

"Monti ha sido un seguro para los mercados financieros y para los países que favorecen medidas de austeridad como Alemania", dijo Ishaq Siddiqi, estratega de mercado de ETX Capital.

"Su salida (...) deja un vacío que sería llenado por partidos, como el del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, que son muy críticos del Gobierno de Monti", agregó.

Las medidas de austeridad impulsadas por Monti, que incluyen subidas de impuestos, han sido elogiadas por políticos europeos, aunque desataron la ira entre los italianos comunes que enfrentan una dolorosa crisis económica.

Las encuestas sugieren que un gobierno estable proeuropeo de centroizquierda reemplazará a la administración de Monti.

Pero la repentina aceleración en la crisis política el fin de semana fue suficiente para volver a poner a Italia en el centro de la escena de la zona euro, junto a España, cuyos rendimientos también subían el lunes ante las turbulencias en Roma.

La prima que Italia debe pagar para vender los bonos a 10 años sobre los títulos equivalentes de Alemania, más seguros, subía casi 40 puntos básicos a 363, el mayor nivel en un mes, aunque todavía se ubica lejos del máximo de 574 puntos básicos registrado en el peor momento de la crisis.

La promesa del Banco Central Europeo de iniciar una compra de bonos de los países de la zona euro en problemas ha ayudado a que los costes de endeudamiento italianos vuelvan a los niveles previos a la crisis en noviembre. Pero esta "aparente calma" se ha ido, dijo el analista de bonos soberanos Nicholas Spiro.

"Si el diferencial vuelve por encima de los 400-450 puntos básicos, a los bancos italianos les costará mucho acceder al mercado mayorista", dijo un economista italiano.

FINANCIACIÓN COMPLETADA

Italia habrá completado su financiación para el año después de las subastas de deuda de esta semana, que siguen según lo programado a pesar de la decisión de Monti, dijo a Reuters una fuente cercana al tesoro.

Pero con una enorme deuda de 2 billones de euros, el país aún necesitará ayuda para recaudar 420.000 millones de euros en 2013.

El principal índice de acciones italianas perdía más de un 3,5 por ciento, un rendimiento peor al de París, Fráncfort y Londres. Los bancos recibían el mayor golpe debido a sus abultadas tenencias de títulos públicos locales.

El euro cedía un 0,1 por ciento, a 1,2910 dólares, con lo que se ubicaba cerca de un mínimo de dos semanas de 1,2876 dólares, y sería susceptible a nuevas pérdidas.

El cuadro podría complicarse aún más si las agencias calificadoras, que ya han colocado a Italia bajo revisión para una posible rebaja de su nota crediticia, tomaran esa determinación.

Standard & Poor's confirmó su perspectiva negativa el viernes y dijo que podría reducir su calificación si el país no logra recuperarse de la recesión en 2013.

No obstante, analistas y banqueros decían que el nerviosismo del mercado cedería si resultara claro que los italianos elegirán a un gobierno proeuropeo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below