ENTREVISTA-Las "fechas fatales" juegan contra la paz en Colombia: FARC

sábado 8 de diciembre de 2012 10:32 CET
 

LA HABANA (Reuters) - Tratar de poner fecha límite al diálogo de paz que llevan a cabo el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC en Cuba socava los esfuerzos para poner fin a cinco décadas de conflicto interno, aseguró el viernes Marco León Calarcá, uno de los delegados principales del grupo insurgente.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, fijó noviembre de 2013 como tope para las negociaciones iniciadas hace 20 días en La Habana, mientras las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) insisten en que las bases del acuerdo marco no estipulan una duración determinada para buscar un consenso.

"Esto perjudica porque empieza a presionarse (por una resolución) y se empieza a justificar el fin de los diálogos si apenas estamos comenzando", dijo Calarcá, cuyo nombre civil es Luis Alberto Albán, en una entrevista con Reuters en un jardín del centro de convenciones donde conversan las comitivas.

"Nos atenemos a lo que acordamos. Ahí no hay meses, ahí se dice vamos a demorarnos el tiempo que sea necesario: si nos demoramos tres meses, excelente; si nos demoramos tres años, excelente. Nosotros no le apostamos a las fechas fatales", aseveró el líder rebelde, de pelo entrecano y barba recortada.

Pese a ello, Calarcá aseguró que hay razones para el optimismo diez años después de que el anterior intento por zanjar el enfrentamiento armado más prolongado del continente naufragara después de tres años de infructuosas conversaciones en Colombia.

"Hay un vecindario en nuestra América con una posición política diferente donde de verdad hay aires de democracia. (Este) medio ambiente favorece una solución política", explicó, citando a Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil y Uruguay, donde líderes socialistas accedieron al poder por la vía electoral.

Además, el delegado de las FARC consideró que en el plano interno hay más "experiencia y madurez" y que el "fracaso" de una década de ofensiva militar apoyada por Estados Unidos ha devuelto al Gobierno colombiano a la mesa de diálogo, pese a que consideran al grupo narcotraficante y terrorista.

"Si estuviéramos tan débiles como ellos dicen, ¿por qué están sentados a la mesa de diálogo con nosotros? (...) Si somos terroristas, si somos narcotraficantes ¿qué hacen sentados en una mesa buscando una solución política?", reflexionó.

"La práctica muestra que lo que están diciendo es mentira", acotó el rebelde, vestido con una camisa beige de manga corta y un pequeño morral de camuflaje.   Continuación...

 
Tratar de poner fecha límite al diálogo de paz que llevan a cabo el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC en Cuba socava los esfuerzos para poner fin a cinco décadas de conflicto interno, aseguró el viernes Marco León Calarcá, uno de los delegados principales del grupo insurgente. En la imagen, el miembro de las FARC Marco León durante una entrevista con Reuters en La Habana el 7 de diciembre de 2012. REUTERS/Enrique De La Osa