El paro enlaza cuatro subidas seguidas en noviembre

martes 4 de diciembre de 2012 12:05 CET
 

MADRID (Reuters) - El paro subió en España por cuarto mes consecutivo en noviembre al registrar un incremento mensual del 1,54 por ciento, dijo el martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en una nota de prensa.

El desempleo se incrementó en noviembre en 74.296 personas hasta totalizar los 4.907.817. En el mismo mes del año pasado, el desempleo aumentó en 59.536 personas.

Según el departamento de Empleo, las cifras de noviembre recogen el efecto puntual de la extinción de convenios especiales obligatorios de Seguridad Social para cuidadores no profesionales.

"El paro ha subido algo menos de lo esperado, pero aún así es un mal dato y no veo una mejora clara en los próximos meses", dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup.

En términos interanuales, el paro se ha incrementado en 487.355 personas, lo que representa un 11,02 por ciento.

"Es, sin duda, un dato malo, pero trabajamos para dar la vuelta a la situación", dijo la ministra de Empleo y Seguridad Social en un acto celebrado en Madrid.

"El rostro de la crisis en España es el paro", agregó Báñez.

Según cálculos de Empleo, de no haberse producido la extinción de convenios especiales obligatorios de Seguridad Social para cuidadores, el paro registrado habría aumentado en 36.313 personas, un 39 por ciento menos que en el mismo mes de 2011.

En términos desestacionalizados, el desempleo se situó en 4.894.113 personas, 49.450 parados más que el valor desestacionalizado del paro registrado en octubre.   Continuación...

 
El paro subió en España por cuarto mes consecutivo en noviembre al registrar un incremento mensual del 1,54 por ciento, dijo el martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en una nota de prensa. El desempleo se incrementó en noviembre en 74.296 personas hasta totalizar los 4.907.817. En el mismo mes del año pasado, el desempleo aumentó en 59.536 personas. En la imagen, un gupo de personas en una oficina del paro en Dos Hermanas, cerca de Sevilla, el 4 de diciembre de 2012. REUTERS/Marcelo del Pozo