Los rebeldes de Congo salen de Goma y dicen que es "por la paz"

sábado 1 de diciembre de 2012 17:47 CET
 

GOMA, República Democrática de Congo (Reuters) - Cientos de combatientes rebeldes, cantando y blandiendo sus armas, se retiraron el sábado de la ciudad de Goma, en la frontera este de Congo, lo que hizo crecer las esperanzas de que haya negociaciones para poner fin a la insurgencia.

La retirada del movimiento rebelde M23 de Goma, en el Lago Kivu, un punto estratégico del este del país marcado por la guerra, fue acordado por los presidentes de los estados de los Grandes Lagos bajo la mediación de Uganda hace una semana.

"El M23 ha estado saliendo de Goma. Para hoy al mediodía, 750 elementos del M23 han dejado Goma (...) al cierre de los negocios hoy tendrían que haberse ido todos", dijo a Reuters Hiroute Guebre Sellassie, jefa de la oficina en Kivu Norte de la misión de pacificación de la ONU en Congo (MONUSCO).

La caída de Goma el 20 de noviembre a manos del grupo insurgente tutsi M23, que movilizó a las fuerzas del gobierno respaldas por Naciones Unidas, provocó una lucha diplomática para impedir una escalada de la rebelión de ocho meses en una región propensa al conflicto.

Los rebeldes han dicho que lucharían por derrocar al presidente de Congo Joseph Kabila y que iban a marchar hasta la capital Kinshasa, a 1.600 km al oeste. Expertos de la ONU acusan a Ruanda y Uganda de apoyar la revuelta, algo que ambos niegan.

En el centro de Goma, cascos azules de la ONU en vehículos blindados blancos vigilaban mientras los combatientes del M23 vestidos de camuflaje subían a remolques de camiones con maletas deterioradas y otras pertenencias antes de marcharse.

RESIDENTES EN LAS CALLES

Los residentes se alineaban en las calles para mirar mientras los camiones con rebeldes cantando se marchaban hacia las posiciones acordadas a 20 km al norte de Goma, desde las cuales el M23 lanzó su ofensiva relámpago hace dos semanas.

En la carretera polvorienta junto al aeropuerto controlado por la ONU, unos 100 rebeldes salían de la ciudad a pie. Algunos de los camiones llevaban cajas de municiones capturadas y suministros militares.   Continuación...

 
Cientos de combatientes rebeldes, cantando y blandiendo sus armas, se retiraron el sábado de la ciudad de Goma, en la frontera este de Congo, lo que hizo crecer las esperanzas de que haya negociaciones para poner fin a la insurgencia. En la imagen, combatientes del M23 salen de Goma, el 1 de diciembre de 2012. REUTERS/Goran Tomasevic