Peña asume la presidencia de México, con énfasis en economía y violencia

sábado 1 de diciembre de 2012 17:54 CET
 

MEXICO DF (Reuters) - Enrique Peña Nieto asumió el sábado el cargo como nuevo presidente de México para un periodo de seis años, teniendo como prioridades impulsar una serie de reformas que permitan al país fortalecer su posición como la segunda mayor economía de América Latina y aplacar la extendida violencia del narcotráfico.

El mandato del ex gobernador de 46 años marca el regreso al poder que perdió el otrora hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el 2000, tras gobernar el país durante la mayor parte del siglo pasado.

Peña recibió la presidencia de manos del mandatario saliente Felipe Calderón durante un acto de traspaso de mando en los primeros minutos del sábado en uno de los patios del Palacio Nacional, sede del Gobierno mexicano,

"Hoy comienzo a ejercer el honroso cargo de presidente de los Estados Unidos Mexicanos", dijo el nuevo presidente.

En las inmediaciones de la Cámara de Diputados, en el este de la Ciudad de México, manifestantes ligados a grupos de izquierda protestaron desde temprano por lo que llaman la imposición de Peña.

Algunos de los manifestantes se enfrentaron con policías que levantaron un cerco de seguridad con vallas metálicas y lanzaron cócteles molotov y petardos, mientras que los efectivos policiales buscaron replegarlos con gases lacrimógenos.

El ex candidato presidencial izquierdista Andrés Manuel López Obrador impugnó el resultado de las elecciones de julio al denunciar una supuesta compra de votos y otras irregularidades que no pudo comprobar en el tribunal electoral.

MENOS VIOLENCIA, ROBUSTO CRECIMIENTO

El nuevo presidente se ha puesto como objetivo aplacar la violencia y frenar sobre todo homicidios, secuestros y extorsiones, pero haciendo cambios a la estrategia antidrogas de Calderón, quien desplegó hace seis años decenas de miles de soldados y policías federales, periodo en el cual murieron unas 60.000 personas.   Continuación...

 
Enrique Peña Nieto asumió el sábado el cargo como nuevo presidente de México para un periodo de seis años, teniendo como prioridades impulsar una serie de reformas que permitan al país fortalecer su posición como la segunda mayor economía de América Latina y aplacar la extendida violencia del narcotráfico. En la imagen, el presidene saliente, Felipe Calderón (I) sostiene la bandera nacional ante Peña, durante la ceremonia a medianoche en el Palacio Nacional de México, el 1 de diciembre de 2012. REUTERS/Presidencia de Mexico/Handout