La presidenta de Brasil veta partes de la ley de regalías petroleras

sábado 1 de diciembre de 2012 12:00 CET
 

BRASILIA (Reuters) - La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, vetó el viernes partes de una controvertida ley de regalías que enfrenta a los estados productores de crudo con el resto del país en una batalla por el futuro de la riqueza petrolera.

Buscando un compromiso en tal vez uno de los temas más controvertidos que han surgido durante los casi dos años que lleva en la presidencia, Rousseff vetó cláusulas que reducirían los ingresos de los principales estados petroleros de Brasil, incluido Río de Janeiro.

Su veto cambia la ley para que los estados productores sigan recibiendo las regalías por la producción de las concesiones petroleras existentes.

La presidenta promulgó la mayor parte del resto de la ley como fue aprobada a inicios de este mes por el Congreso, con una redistribución de las regalías de todas las futuras concesiones de petróleo para que los estados no productores consigan una mayor participación.

Al anunciarlo el viernes por la tarde, la jefa de Gabinete de Rousseff, Gleisi Hoffmann, dijo que el veto de la presidenta buscaba "proteger plenamente los contratos existentes", al tiempo que garantiza la intención de la ley de redistribuir la creciente riqueza petrolera de Brasil.

La legislación, aprobada con el apoyo abrumador de los estados sin producción de petróleo, es un esfuerzo por distribuir los ingresos de manera más uniforme en todo el país ante los enormes nuevos descubrimientos mar adentro cerca de Rio de Janeiro y otros estados del sudeste que comenzarán a producir en los próximos años.

Los nuevos descubrimientos, si se desarrollan con éxito, podrían catapultar a Brasil como uno de los principales productores mundiales de petróleo.

Los cambios de Rousseff también obligan a que todas las regalías de los futuros contratos de producción sean utilizados para financiar programas educativos.

El cambio, que arrebata fondos a los políticos locales y sus proyectos favoritos en los estados productores, es importante para el gobierno izquierdista de Rousseff, que se ha centrado en los continuos esfuerzos para erradicar la pobreza en el país más grande de América Latina.   Continuación...

 
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, vetó el viernes partes de una controvertida ley de regalías que enfrenta a los estados productores de crudo con el resto del país en una batalla por el futuro de la riqueza petrolera. En la imagen, Rousseff durante un discurso para anunciar un programa de lucha contra la pobreza, en Galicia, el 29 de noviembre de 2012. REUTERS/Ueslei Marcelino