Israel responde a la derrota en la ONU con más asentamientos

viernes 30 de noviembre de 2012 22:22 CET
 

JERUSALÉN (Reuters) - Horas después de que la ONU votara mayoritariamente a favor de conceder un estado de facto a los palestinos, Israel respondió el viernes anunciando que va a autorizar la construcción de 3.000 nuevas viviendas para sus colonos en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén este.

Un responsable israelí que habló a condición de no ser identificado afirmó que el Gobierno también decidió acelerar los preparativos para miles de viviendas más en zonas geográficamente delicadas cerca de Jerusalén que según sus detractores acaban con la posibilidad de un estado palestino viable.

La decisión se tomó el jueves, cuando quedó claro que la Asamblea General de la ONU iba a actualizar el estatus palestino en el organismo mundial, convirtiéndolo en un "estado no miembro" frente al de "entidad" que tenía antes, impulsando su fuerza diplomática.

La resolución obtuvo 138 votos a favor, nueve en contra y 41 abstenciones, una sonora derrota que puso de manifiesto el creciente aislamiento diplomático israelí.

"Incluso antiguos amigos como Alemania se negaron a estar con nosotros. Hubo factores externos, pero es difícil no ver esto como un fracaso total de nuestra diplomacia que obviamente tendrá consecuencias", dijo un alto cargo, que no quiso ser identificado.

El alto cargo avisó de consecuencias que no tardaron en llegar. Los planes de construir en una zona conocida como E-1, cerca de Jerusalén y que corta por la mitad gran parte de Cisjordania, están considerados por algunos como un factor que haga cambiar el juego.

"E-1 supondrá el final de la solución de dos estados", dijo Daniel Seidemann, un experto israelí sobre los asentamientos.

Seidemann añadió que los preparativos llevarían entre seis y nueve meses, lo que significa que su construcción no es una conclusión de antemano.

Unos 500.000 israelíes ya viven en Cisjordania y Jerusalén este en territorio capturado en la Guerra de los Seis Días de 1967 - un territorio que los palestinos reclaman para un estado propio.   Continuación...

 
Horas después de que la ONU votara mayoritariamente a favor de conceder un estado de facto a los palestinos, Israel respondió el viernes anunciando que va a autorizar la construcción de 3.000 nuevas viviendas para sus colonos en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén este. Imagen del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, hablando con la prensa, al visitar el asentamiento de Gilo el 23 de octubre. REUTERS/Gali Tibbon/Pool