El soldado del caso WikiLeaks resta gravedad a cita sobre un suicidio

viernes 30 de noviembre de 2012 21:43 CET
 

FORT MEADE, EEUU (Reuters) - Un soldado raso del Ejército de Estados Unidos, acusado de organizar una enorme filtración de documentos secretos a la web WikiLeaks, dijo el viernes que pudo haber sido sarcástico al indicar que tenía pensamientos suicidas cuando llegó inicialmente a un centro de detención.

Bradley Manning está prestando su segundo día de testimonios en una vista previa a un juicio para determinar si debería enfrentarse a un consejo de guerra por la sospechas de que filtró miles de informes militares, despachos diplomáticos y otros documentos secretos.

Un fiscal preguntó por qué había declarado cuando llegó a Quantico, Virginia, en julio de 2010, que "siempre estaba planeando, nunca actuó" acerca de suicidarse.

"Dije que pudo ser algún tipo de respuesta sarcástica, dicha sólo por capricho", dijo Manning. "Sabía que me iban a poner en observación por riesgo de suicidio. En realidad no importaba qué respuesta diera".

Manning, quien testificó el jueves que sus primeros días bajo detención en Kuwait en mayo de 2010 los pasó en una "jaula" estrecha donde creyó que moriría, fue puesto bajo vigilancia por posible suicidio a su llegada a Quantico.

Pasó incomunicado durante 23 horas al día con un guardia que lo controlaba cada cierta cantidad de minutos.

Manning afronta una pena de cadena perpetua si es declarado culpable de los cargos de que jugó un papel en la filtración de los secretos a WikiLeaks, que sorprendió a gobiernos de todo el mundo al publicar documentos de inteligencia y despachos diplomáticos, principalmente en 2010.

Los abogados de Manning están trabajando con el tribunal en la redacción de una declaración propuesta que supone cargos menos graves. Se está negociando una condena de hasta 16 años de prisión, dijo uno de sus abogados, pero hasta que se presente formalmente una declaración y ésta sea aceptada, la extensión de cualquier período en prisión es incierta.

El testimonio de Manning el jueves correspondió a sus primeros comentarios en público desde su arresto en Irak en mayo de 2010. El interrogatorio del viernes se dio en el cuarto día de una vista en Fort Meade para determinar si su caso debería pasar a un consejo de guerra.

WikiLeaks nunca ha confirmado que Manning fuese la fuente de los documentos que reveló.

/Por Medina Roshan/

 
Un soldado raso del Ejército de Estados Unidos, acusado de organizar una enorme filtración de documentos secretos a la web WikiLeaks, dijo el viernes que pudo haber sido sarcástico al indicar que tenía pensamientos suicidas cuando llegó inicialmente a un centro de detención. Imagen de archivo del soldado Manning escoltado esposado al dejar el tribunal en Fort Meade, Maryland, el pasado mes de junio. REUTERS/Jose Luis Magana