Los egipcios protestan por el borrador de la nueva Constitución

viernes 30 de noviembre de 2012 19:52 CET
 

EL CAIRO (Reuters) - Decenas de miles de egipcios protestaban el viernes contra el presidente Mohamed Mursi, después de que una asamblea liderada por islamistas acelerase la aprobación de una nueva Constitución para poner fin a la crisis generada por un polémico decreto del mandatario que expande su autoridad.

"El pueblo quiere derrocar al régimen", coreaban los manifestantes en la plaza Tahrir, una expresión que se repitió en ese lugar hace poco menos de dos años, cuando se produjo la caída de Hosni Mubarak.

Mursi dijo que el decreto que impide a la justicia impugnar sus decisiones - y que generó ocho días de protestas por parte de egipcios que describieron al mandatario como un nuevo dictador - es aplicable "a un momento excepcional" y apunta a acelerar la transición democrática.

El decreto "se acabará en cuanto el pueblo vote una nueva Constitución", dijo Mursi a la televisión estatal mientras la Asamblea Constitucional aún votaba el borrador, que según los islamistas refleja las nuevas libertades de Egipto.

"No hay lugar para las dictaduras", declaró.

Pero la oposición continuaba con las críticas y las reclamaciones. Liberales, izquierdistas, cristianos, musulmanes moderados y otros sectores se retiraron de la asamblea argumentando que sus voces no estaban siendo escuchadas.

Incluso en la mezquita en la que el presidente realizó sus oraciones el viernes, opositores cantaron: "Mursi: ilegítimo", ante simpatizantes que lo rodeaban y coreaban para apoyarlo, según periodistas y una fuente de seguridad.

Decenas de miles de personas se congregaron en varias partes del país, atestando la plaza Tahrir y las calles de Alejandría y de urbes en el canal de Suez, el delta del Nilo y el sur de El Cairo, en respuesta a la convocatoria de la oposición.

Un panfleto distribuido en Tahrir instaba a los manifestantes a quedarse toda la noche antes de unas marchas anunciadas para el sábado por islamistas. Los Hermanos Musulmanes y sus aliados dijeron que evitarían ir a la plaza.   Continuación...

 
Decenas de miles de egipcios protestaban el viernes contra el presidente Mohamed Mursi, después de que una asamblea liderada por islamistas acelerase la aprobación de una nueva Constitución para poner fin a la crisis generada por un polémico decreto del mandatario que expande su autoridad. En la imagen, una vista general de los manifestantes coreando lemas contra el Gobierno en la plaza Tahrir de El Cairo, el 30 de noviembre de 2012. REUTERS/Mohamed Abd El Ghany