Strauss-Kahn pacta en el caso civil con la camarera de Nueva York

viernes 30 de noviembre de 2012 08:24 CET
 

NUEVA YORK (Reuters) - El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn y la camarera de hotel que lo acusó de ataque sexual el año pasado han alcanzado un acuerdo preliminar para resolver la demanda civil que ella presentó en su contra, dijo una persona familiarizada con el caso.

La persona, sin embargo, advirtió que el acuerdo aún podría fracasar.

El hecho fue reportado inicialmente por el New York Times, que citó a personas con conocimiento del caso.

Abogados de Strauss-Kahn y la camarera, Nafissatou Diallo, se presentarán ante un juez en Nueva York la próxima semana, informó el Times. El diario dijo que la cantidad de dinero involucrada en el acuerdo no pudo ser determinada.

Los abogados no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios en la tarde del jueves.

El escándalo que surgió después de las acusaciones de Diallo echó por tierra los planes de Strauss-Kahn de postularse a la presidencia de Francia y lo obligó a renunciar al FMI días después de que fue arrestado y acusado de intento de violación, entre otros crímenes.

Pero el caso criminal se desmoronó después de que surgieron dudas relativas a la credibilidad de Diallo como testigo. El despacho del fiscal de distrito de Manhattan pidió retirar formalmente la acusación en agosto del 2011 y un juez eliminó los cargos.

La demanda, que fue presentada en el Tribunal Supremo del Bronx en Nueva York semanas antes de que se retiraran los cargos criminales, acusa a Strauss-Kahn de un ataque brutal y buscan una compensación por daños no especificada. Pero Strauss-Kahn ha afirmado que el encuentro sexual fue con consentimiento.

Strauss-Kahn presentó su propia contra demanda contra la camarera anteriormente este año, afirmando que las acusaciones de Diallo destruyeron su carrera y dañaron su reputación.

Diallo afirma que Strauss-Kahn la obligó a realizarle sexo oral el 14 de mayo del 2011 en su habitación de lujo en el Hotel Sofitel en Manhattan.

Los problemas legales de Strauss-Kahn han persistido desde que regresó a Francia, donde las autoridades han investigado su posible participación en un círculo de prostitución que incluía fiestas sexuales a las que asistió en Francia y Washington, D.C.