El nuevo presidente de México intentará centrarse en la economía

viernes 30 de noviembre de 2012 08:06 CET
 

MÉXICO DF (Reuters) - Enrique Peña Nieto tomará el sábado las riendas de México con la meta de coronar reformas que apuntalen la economía local, opacada por la del gigante latinoamericano Brasil, y virar el foco de atención que ha concentrado la cruenta violencia del narcotráfico.

Tras capitalizar a su favor en las urnas el descontento de millones de mexicanos hastiados de la brutalidad de los cárteles de las drogas y el poco empleo formal en la segunda economía de Latinoamérica, el ex gobernador de 46 años deberá trabajar para cumplir con sus promesas de mayores salarios y un clima de paz.

Para ello, se comprometió a impulsar desde inicios de su sexenio una profunda reforma fiscal y otra energética para "modernizar" México, que ha gozado de estabilidad económica en los últimos años.

Colaboradores del presidente electo y legisladores del PRI han dicho que el 2013 será el año de esas dos reformas, las cuales -según analistas- desatarían todo el potencial del país después de haber sido postergadas por años debido a resistencias legislativas o para evitar su coste político.

En el Congreso ninguna fuerza política domina y además Peña deberá concertar las posiciones dentro de su propio Partido Revolucionario Institucional (PRI), que regresa al poder tras 12 años de haberlo perdido tras su dominio en la mayor parte del siglo pasado.

Y aunque en los temas de seguridad ha esbozado algunos planes para aplacar la extendida violencia que ha cobrado miles de vidas y frenar los homicidios, secuestros y extorsiones, algunos colaboradores dicen que no será su única prioridad, un contraste con el saliente presidente, Felipe Calderón, que apostó su capital político a un combate frontal contra el narco.

"Es una parte de la ecuación, pero no puede convertirse en el único tema", dijo una fuente cercana a su equipo al referirse al combate contra el crimen organizado.

NEGOCIAR Y NEGOCIAR REFORMAS

México, el séptimo productor del crudo del mundo, necesita inversiones millonarias para apuntalar a una economía que proyecta crecer entre 3 y 4 por ciento este año y que ha vivido bajo la sombra del gigante Brasil, con el que busca más comercio y menos trabas.   Continuación...

 
Enrique Peña Nieto tomará el sábado las riendas de México con la meta de coronar reformas que apuntalen la economía local, opacada por la del gigante latinoamericano Brasil, y virar el foco de atención que ha concentrado la cruenta violencia del narcotráfico. En la imagen, guardias presidenciales hablan mientran están de servicio frente al edificio del Congreso tras la instalación de barreras y medidas de seguridad ante la ceremonia de toma de posesión del presidente Peña, en Ciudad de México, el 29 de noviembre de 2012. REUTERS/Tomas Bravo