Mueren 30 personas en atentados en ciudades chiíes en Irak

jueves 29 de noviembre de 2012 12:55 CET
 

HILLA, Irak (Reuters) - Varias bombas que estallaron el jueves en dos ciudades de mayoría chií en el sur de Irak mataron a 28 personas, dijeron fuentes policiales y hospitalarias, en un ataque dirigido a extender el conflicto religioso en el país.

Decenas de personas resultaron heridas en las explosiones, que se producen durante el mes del Ashura, sagrado para los chiíes que a menudo reciben ataques de ramas de Al Qaeda y de otros insurgentes suníes.

Casi 2.000 personas han muerto en Irak este año desde la retirada en diciembre de la tropas de EEUU, que invadieron el país en 2003 para derrocar a Sadam Husein.

Aunque la violencia es mucho más baja que durante los enfrentamientos religiosos de 2006 y 2007, los insurgentes han realizado al menos un ataque importante al mes este año.

El jueves, dos explosiones cerca de un restaurante en la localidad de Hilla, a 100 km al sur de Bagdad, mataron a 28 personas, según Nabil Mohamed, responsable de un hospital local.

"Empezamos a pedir coches civiles y a pedirles que llevaran a los heridos al hospital, porque no había ambulancias suficientes para trasladarles", señaló Ihsan al Jalidi, profesor de escuela de 39 años, que estaba cerca del lugar de las explosiones.

En Kerbala, un coche bomba junto a una terminal de autobuses en la que habitualmente se reúnen peregrinos chiíes mató a otras dos personas, dijo un portavoz de la oficina local de salud.

Por otro lado, en Kerbala, una ciudad de mayoría chií, un coche bomba estalló cerca de una estación de autobuses en la que se reúnen peregrinos, matando a dos personas, según un portavoz de los servicios sanitarios local.

El martes, varios coches bomba contra procesiones chiíes mataron a 14 personas en Bagdad.

Los chiíes no fueron los únicos objetivos de atentados el jueves. Tres personas murieron en Faluya, una ciudad de mayoría suní 50 kilómetros al oeste de Bagdad, cuando un atacante suicida hizo estallar los explosivos que llevaba encima en medio de un grupo de soldados reunidos para recibir su paga en un banco estatal, según fuentes sanitarias y de la policía.

También un coche bomba estalló cerca de un punto de control en la ciudad norteña de Mosul, matando a un policía y un civil, según la policía.

 
Varias bombas que estallaron el jueves en dos ciudades de mayoría chií en el sur de Irak mataron a 28 personas, dijeron fuentes policiales y hospitalarias. En la imagen, varios residentess reunidos en el lugar del atentado en Hilla el 29 de noviembre de 2012. REUTERS/Habib