Bankia contempla una amplia reducción de plantilla y espera beneficios en 2013

miércoles 28 de noviembre de 2012 13:11 CET
 

MADRID (Reuters) - El grupo financiero nacionalizado BFA-Bankia espera volver a la senda de beneficios en 2013 tras registrar este año unas pérdidas récord de alrededor de 19.000 millones de euros, según un plan estratégico que contempla una amplia reducción de red y plantilla.

En la presentación de su plan 2012-2015, el grupo dijo que espera alcanzar un beneficio neto de 1.200 millones de euros al final del periodo.

Este plan fue aprobado el miércoles por la Comisión Europea, lo que desbloqueó la inyección de casi 18.000 millones de euros de fondos públicos europeos en la entidad.

A cambio, BFA-Bankia tendrá que reducir su red de oficinas en un 39 por ciento y despedir a unos 6.090 de sus 20.589 empleados.

"Este ajuste garantiza la viabilidad de la entidad y el mantenimiento del 72 por ciento de los empleos existentes", dijo la entidad en su nota de prensa.

En rueda de prensa, el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, dijo que "el ajuste de estas oficinas es un ajuste superior al que nosotros pretendíamos pero nos deja una entidad viable".

Además, los titulares, sobre todo inversores minoristas, de su deuda subordinada y participaciones preferentes sufrirán quitas de entre el 14 y el 46 por ciento en el canje de sus inversiones por acciones del banco.

"La conversión de los instrumentos híbridos minoristas se hará con un precio medio de canje estimado del 61% sobre el nominal en el caso de las participaciones preferentes, del 54% en la deuda subordinada perpetua y del 86% de la deuda subordinada con vencimiento", dijo BFA-Bankia y explicó que este sacrificio contribuye a reducir las necesidades de inyección de dinero público.

El grupo, controlado por el estatal FROB, no contempla pagar dividendos hasta 2014.   Continuación...

 
El grupo financiero nacionalizado BFA-Bankia espera volver a la senda de beneficios en 2013 tras registrar este año unas pérdidas récord de alrededor de 19.000 millones de euros, según un plan estratégico que contempla una amplia reducción de red y plantilla. En esta imagen de archivo, una mujer habla pr teléfono frente a una sucursal de Bankia en Madrid, el 26 de octubre de 2012. REUTERS/Sergio Pérez