Miles de fans celebran el estreno de El Hobbit en Nueva Zelanda

miércoles 28 de noviembre de 2012 12:37 CET
 

WELLINGTON (Reuters) - Decenas de miles de personas abarrotaron la capital de Nueva Zelanda el miércoles, subiéndose a los tejados y a las farolas para conseguir ver a las estrellas sobre la alfombra roja en el estreno mundial de "El Hobbit: Un viaje inesperado".

Wellington, donde viven el director Peter Jackson y gran parte del equipo de postproducción, se rebautizó como "El Centro de la Tierra Media", y seguidores con prominentes orejas de hobbit, trajes de estilo medieval y sombreros de mago acamparon durante la noche antes para hacerse con los apreciados espacios a lo largo de la alfombra roja de 500 metros.

Jackson, que fue impresor de periódicos y dirigió la oscarizada trilogía de "El Señor de los Anillos" hace más de una década, fue vitoreado durante todo el trayecto, deteniéndose para hablar con los seguidores, firmando autógrafos y posando para las fotos.

La trilogía del Hobbit se desarrolla 60 años antes que las películas de "El Señor de los Anillos", pero Jackson dijo que ha beneficiado al rodarse después de concluirse la saga fantástica de J.R.R. Tolkien.

"Estoy contento de que establecimos el estilo y el aspecto de la Tierra Media adaptando el Señor de los Anillos antes de que hiciéramos el Hobbit", dijo Jackson a Reuters en la alfombra roja.

Jackson, un héroe local en Wellington, dijo que la producción había sido un "viaje difícil", aludiendo a los problemas financieros de Warner Brothers y a las posteriores disputas laborales con los sindicatos.

"El destino quiso que estuviéramos aquí", dijo a una multitud eufórica, que lo ovacionó como un genio del cine, pero que también lo considera como un chico local sensato.

"Vine aquí para ver a las estrellas pero también a Peter (Jackson) ... Me encantó 'El Señor de los Anillos' y eso me hizo querer estar aquí, sin él ninguno estaría aquí", dijo Samantha Cooper, una estudiante adolescente.

VIEJOS AMIGOS   Continuación...

 
En la imagen, aficionados junto a al alfombra roja en el estreno de "El Hobbit: Un viaje inesperado" en Wellington, el 28 de noviembre de 2012. REUTERS/Mark Coote