Bruselas valida el plan para los bancos nacionalizados españoles

miércoles 28 de noviembre de 2012 14:43 CET
 

MADRID (Reuters) - La Comisión Europea aprobó los planes de reestructuración de las autoridades españolas para los bancos nacionalizados, que incluyen ayudas europeas por casi 37.000 millones de euros y medidas como la venta de activos, una fuerte reducción de la red de oficinas y restricciones salariales.

"Queremos asegurarnos también de que los bancos no utilizan más de los necesario el dinero de los contribuyentes para reestructurar y no vuelven a prácticas insostenibles", dijo el miércoles la Comisión.

La inyección en el caso de BFA-Bankia ascenderá a 17.960 millones de euros, para Catalunya Banc será de 9.080 millones de euros, para NCG será de 5.425 millones de euros y para Banco de Valencia (adjudicada a Caixabank) de 4.500 millones de euros.

Estos importes ya descuentan la venta de activos tóxicos al 'banco malo' español, denominado Sareb.

Dichos importes provendrán de la línea de crédito por hasta 100.000 millones de euros que las autoridades europeas han ofrecido a España para recapitalizar a las entidades más dañadas por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

La utilización final de estos fondos, según las autoridades españolas, ascenderá en un principio a unos 40.000 millones de euros, de los que unos 37.000 millones irán a las entidades nacionalizadas -BFA-Bankia, Novagalicia Banco, Catalunya Banc y Banco de Valencia, gestionadas por el FROB. Además, según informaciones de prensa, el Sareb o "banco malo" recibiría fondos europeos por 2.500 millones de euros y las entidades no nacionalizadas entre 2.000 y 3.000 millones.

AMPLIA REDUCCIÓN DE REDES

Entre las prácticas insostenibles que destacó la Comisión en su nota de prensa y el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, se encuentran las incursiones en banca mayorista y los créditos a promotoras inmobiliarias, una línea de negocio que ha erosionado gravemente los balances bancarios por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Asimismo, la Comisión destacó como especialmente negativa la expansión que vivieron estas entidades -todas ellas antiguos grupos de cajas de ahorros, excepto Banco de Valencia, que no obstante estaba controlada por una caja de ahorros- en los años de bonanza fuera de sus regiones históricas.   Continuación...

 
La Comisión Europea aprobó los planes de reestructuración de las autoridades españolas para los bancos nacionalizados, que incluyen ayudas europeas por casi 37.000 millones de euros y medidas como la venta de activos, una fuerte reducción de la red de oficinas y restricciones salariales. En la imagen, el comisario europeo de competencia, Joaquín Almunia, en una rueda de prensa en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, el 28 de noviembre de 2012. REUTERS/Francois Lenoir