Peña Nieto apoya los esfuerzos de Obama por reformar la inmigración

miércoles 28 de noviembre de 2012 09:13 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, respaldó el martes los esfuerzos del mandatario Barack Obama por reformar el sistema de inmigración de Estados Unidos, se comprometió a cooperar en la seguridad fronteriza y prometió medidas para reducir la violencia en su país.

Tres semanas después de ganar la reelección, Obama dialogó en la Casa Blanca con Peña Nieto, quien asumirá su cargo el sábado, para comenzar a forjar un vínculo personal y discutir los desafíos comunes que por momentos han tensado la relación entre los dos países.

Peña Nieto aclaró que los mexicanos están siguiendo de cerca el plan de Obama por abordar un importante tema dentro de Estados Unidos, corregir el sistema de inmigración del país. La frontera de casi 3.200 kilómetros entre ambos países es el principal punto de paso de inmigrantes ilegales que viajan a Estados Unidos.

Animado por un fuerte apoyo de los votantes hispanos en la elección del 6 de noviembre, Obama dijo pocos días después que planeaba actuar rápidamente en su segundo mandato para abordar una reforma a la inmigración, un logro que le fue esquivo en su primer mandato.

"Nosotros apoyamos plenamente sus propuestas", dijo Peña Nieto a periodistas al inicio de su reunión con Obama en el Despacho Oval. "Nosotros queremos contribuir, realmente queremos participar (...) en la mejora y el bienestar de muchos millones de personas que viven en su país", agregó.

Obama habló de lo que calificó una "agenda de reforma muy ambiciosa" presentada por Peña Nieto, quien asume el poder en momentos en que México resiste una desaceleración económica internacional, pero debe lidiar además con la violencia generalizada de los carteles del narcotráfico.

"En términos de seguridad, ese es otro gran desafío que todos nosotros enfrentamos. Mi Gobierno está preparado para reducir la situación de violencia en nuestro país", dijo Peña Nieto a través de un intérprete. "Haré todo lo posible por esto", agregó.

El saliente presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva de seis años contra los carteles del narcotráfico que llevó a un aumento de los crímenes violentos. Alrededor de 60.000 personas han muerto en hechos de violencia relacionados a las drogas durante su mandato.

La victoria de Peña Nieto en julio marcó el regreso al poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) después de una ausencia de 12 años. Ha dicho que su prioridad será reducir la violencia y concentrarse en enfrentar crímenes como la extorsión y el secuestro.

Consciente de las preocupaciones de Estados Unidos sobre la seguridad fronteriza, Peña Nieto dijo a periodistas en la Casa Blanca: "Nosotros queremos que nuestra frontera sea segura, moderna, una frontera conectada, una frontera legal. Eso es exactamente lo que queremos lograr".

/Por Mark Felsenthal y Matt Spetalnick/

 
El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, respaldó el martes los esfuerzos del mandatario Barack Obama por reformar el sistema de inmigración de Estados Unidos, se comprometió a cooperar en la seguridad fronteriza y prometió medidas para reducir la violencia en su país. En la imagen, Peña Nieto mira a Obama durante su reunión en la Casa Blanca, el 27 de noviembre de 2012. REUTERS/Kevin Lamarque