Caixabank compra Banco Valencia con ayudas públicas

martes 27 de noviembre de 2012 22:44 CET
 

MADRID (Reuters) - Caixabank se adjudicará el nacionalizado Banco de Valencia por el precio simbólico de un euro en una operación que incluye un fuerte saneamiento de la entidad levantina a cargo de fondos públicos, confirmaron el martes las autoridades bancarias españolas.

Banco de Valencia - con unas necesidades de capital de 3.462 millones de euros, según el escenario adverso manejado en la auditoría independiente de Oliver Wyman- se encontraba en proceso de subasta y será adjudicado a Caixabank tras recibir una inyección de fondos europeos de 4.500 millones de euros.

Antes de la recapitalización y tal como estaba previsto en las condiciones del rescate europeo a la banca española, los accionistas privados actuales de la entidad (en torno a un 9 por ciento del capital) soportarán pérdidas en sus inversiones, al igual que los tenedores de instrumentos híbridos de capital y de deuda subordinada.

Además, antes de pasar a Caixabank, Banco de Valencia traspasará activos tóxicos al "banco malo" español -estimados inicialmente en 5.500 millones de euros en términos netos (tras un descuento medio del 51 por ciento)- y recibirá un esquema de protección de activos (EPA) para ciertos activos por un periodo de diez años, al igual que ocurrió con la adquisición de CAM por Sabadell.

La operación, dijo el FROB, ha sido aprobada por el Banco de España, pero depende de que este miércoles la validen las autoridades europeas, al igual que ocurre con los planes de reestructuración presentados para las otras tres entidades nacionalizadas -Bankia, Catalunya Banc (también en subasta) y NovaGalicia Banco.

La aprobación de los planes para las entidades nacionalizadas abrirá la puerta al desembolso de capital público por parte de Bruselas, que ha ofrecido a España hasta un máximo de 100.000 millones de euros para limpiar los bancos del impacto del estallido de la burbuja inmobiliaria.

Oliver Wyman identificó unas necesidades de capital para la banca de 53.745 millones tras efectos fiscales y fusiones en marcha. Además, la generación de recursos propios, la cesión de activos al banco malo y la conversión de títulos dejaba las necesidades finales de fondos públicos europeos en unos 40.000 millones, de los que unos 37.000 millones corresponderían a la banca nacionalizada.

Entre las opciones contempladas en el marco de la reestructuración estaba la disolución ordenada o venta de las entidades no viables.

BENEFICIO DESDE EL PRIMER AÑO   Continuación...

 
Las autoridades bancarias españolas han adjudicado tras un proceso de subasta el nacionalizado Banco de Valencia a Caixabank en una operación que incluye unas condiciones favorables para la integración del deficitario banco levantino. En la imagen de archivo, el logo de Caixabank sobre la sede de la empresa en Barcelona, el 26 de octubre de 2012. REUTERS/Albert Gea