El Gobierno vasco pagará la extra de Navidad a los funcionarios

martes 27 de noviembre de 2012 14:48 CET
 

BILBAO (Reuters) - El Gobierno vasco en funciones anunció este martes que abonará la paga extra de los funcionarios de la administración autonómica, a pesar del decreto ley del Gobierno central que obligaba a su suspensión dentro de los recortes para reducir el déficit público.

El Ejecutivo autónomo socialista, que el próximo mes hará el traspaso de poderes a un gobierno del Partido Nacionalista Vasco, el partido más votado en los comicios del pasado octubre, respalda su decisión en un informe jurídico que plantea una colisión entre el decreto y la Ley vasca de presupuestos.

"El Gobierno ha decidido que va a proceder a la paga extra de diciembre a los empleados públicos porque la suspensión de esta paga dictada por el Gobierno central nos parece injusta en el fondo y en la forma", dijo la portavoz de Gobierno, Idoia Mendia.

El abono de la paga de Navidad a los 67.000 trabajadores de la administración vasca le supondrá al Gobierno autónomo el desembolso de 207 millones de euros.

El informe jurídico esgrimido por el Gobierno de Patxi López señala que para retirar la paga extra a los trabajadores públicos habría sido necesario, previamente, modificar la Ley de Presupuestos.

Esa modificación no se realizó, porque tras conocer el decreto que obligaba a retirar la paga extra a los funcionarios, el Gobierno vasco centró sus esfuerzos en presentar un recurso de inconstitucionalidad al considerar que la decisión del Ejecutivo central invadía competencias. Para julio, cuando se presentó el recurso, el Parlamento vasco ya era inhábil.

El Gobierno de Vitoria siempre puso en cuestión la utilidad del decreto ley del Ejecutivo de Mariano Rajoy porque, como recordó la portavoz hoy mismo, sus efectos tienen "un dudoso efecto sobre el déficit, porque lo que se ahorra por un lado se pierde por otro".

El Ejecutivo español quiere que sus recortes ayuden a que el déficit del Estado y la Seguridad Social se reduzca en 2012 hasta el 4,5 por ciento del PIB y que el déficit total de la Administraciones Públicas cierre el ejercicio en el 6,3 por ciento del PIB.

Sin embargo, el Gobierno vasco es consciente que la última palabra en esta cuestión la tiene el Tribunal Constitucional, que incluso podría llegar a decidir que los funcionarios devuelvan el importe de la polémica paga de diciembre.

El PNV, que será la formación que lidere el próximo Gobierno y por tanto deberá encarar las consecuencias del litigio con el Estado, dijo tras conocer la decisión del Ejecutivo de Patxi López que siempre han sido partidarios de que los funcionarios cobren el importe de la paga extra.

Advirtieron, sin embargo, del riesgo de que "la justicia pueda obligar, dentro de unos meses o años, a los trabajadores a devolver ese dinero", por lo que abogaron porque la fórmula elegida se realice "con la máxima seguridad jurídica"

 
El Gobierno vasco en funciones anunció este martes que abonará la paga extra de los funcionarios de la administración autonómica, a pesar del decreto ley del Gobierno central que obligaba a su suspensión dentro de los recortes para reducir el déficit público. En la imagen, el lehendakari saliente, Patxi López, el 22 de octubre de 2012 en Bilbao. REUTERS/Vincent West