Los socialistas catalanes no ven "condiciones" para pactar con CiU

martes 27 de noviembre de 2012 12:20 CET
 

MADRID (Reuters) - Los socialistas catalanes no ven "condiciones" para llegar a un pacto con Convergència i Unió, que necesita apoyos para gobernar tras ganar las elecciones autonómicas del domingo pero sin mayoría, según dijo el martes su líder.

El PSC, la tercera fuerza política en el Parlamento catalán, sigue así la línea marcada el día anterior por la formación independentista Esquerra Republicana de Catalunya, que ha rechazado gobernar con CiU a no ser que el partido de Artur Mas modifique sus políticas de recortes.

"No hay las condiciones para llegar a un acuerdo con CiU", dijo el secretario del PSC, Pere Navarro, según un comunicado del partido que recogía sus declaraciones a la Cadena Ser. "CiU es de derechas e independentista y nosotros somos de izquierdas y federalistas".

Los socialistas son, junto con ERC y el conservador Partido Popular, uno de los posibles socios de CiU tras una campaña electoral que giró en torno al soberanismo en una de las regiones más ricas de España pero también muy endeudada.

El portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, expresó el lunes a Reuters la disposición de su partido para reunirse con CiU, aunque rechazó formar Gobierno con ellos o aprobar nuevos recortes en sanidad o educación.

El candidato de CiU y actual presidente de la Generalitat, Artur Mas, no ha concretado qué fórmula de gobierno va a buscar, después de que en la legislatura anterior pudiera hacerlo solo mediante apoyos puntuales, o si tendrá que recurrir a una coalición.

Mas, que ha aplicado amplias medidas de austeridad, vio descender de 62 a 50 su número de escaños en el Parlamento, tras prometer durante su campaña la celebración un referéndum sobre la independencia de Cataluña, un proyecto de consulta que el Gobierno central del PP considera ilegal.

"La gobernabilidad se ha complicado mucho por la irresponsabilidad del Gobierno de Mas", afirmó Navarro el martes, tras unos resultados electorales que han supuesto una pérdida de presencia para el PSC en la cámara.

"Tenemos que replantear nuestras políticas y nuestras maneras de hacer política", dijo el líder socialista, cuya formación sufrió un fuerte varapalo en los comicios, pasando de 28 a 20 parlamentarios, aunque afirmó que "somos el partido que tenía una solución sensata sobre la relación con España".

 
Los socialistas catalanes no ven "condiciones" para llegar a un pacto con Convergència i Unió, que necesita apoyos para gobernar tras ganar las elecciones autonómicas del domingo pero sin mayoría, según dijo el martes su líder. En la imagen, el candidato de CiU Artur Mas saluda a sus partidariso desde un balcón en Barcelona, el 25 de noviembre de 2012. REUTERS/Albert Gea