27 de noviembre de 2012 / 6:18 / hace 5 años

La eurozona y el FMI logran un acuerdo sobre la deuda de Grecia a largo plazo

Los ministros de Finanzas de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional alcanzaron en la madrugada del martes un acuerdo para reducir la deuda de Grecia, en un paso significativo para liberar un tramo de los préstamos que Atenas necesita con desesperación para evitar la bancarrota. En la imagen, una bandera griega ondea frente a la Luna en Atenas, el 26 de noviembre de 2012.Yorgos Karahalis

BRUSELAS (Reuters) - Los ministros de Finanzas de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional alcanzaron en la madrugada del martes un acuerdo para reducir la deuda de Grecia, en un paso significativo para liberar un tramo de los préstamos que Atenas necesita con desesperación para evitar la bancarrota.

Después de 12 horas de negociaciones en su tercera reunión sobre el tema en tres semanas, los prestamistas internacionales de Grecia acordaron un paquete de medidas para reducir la deuda de Atenas en 40.000 millones de euros, a un 124 por ciento del Producto Interior Bruto del país para 2020.

En un significativo nuevo compromiso, los ministros prometieron tomar nuevas medidas para reducir la deuda de Grecia a "significativamente por debajo del 110 por ciento" en 2022, el reconocimiento más explícito hasta el momento de que se podrían necesitar algunos descuentos a los préstamos desde 2016, el punto en el que se prevé que Grecia logre un superávit primario de presupuesto.

"Cuando Grecia haya logrado, o esté cerca de lograr, un superávit primario y haya cumplido todas sus condiciones, nosotros consideraremos, si es necesario, más medidas para la reducción del total de la deuda", dijo el ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schaüble.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, dijo que los ministros aprobarían formalmente la liberación de un importante tramo de ayuda necesario para recapitalizar a los bancos griegos y permitir que el Gobierno pague salarios, pensiones y a proveedores el 13 de diciembre.

Grecia recibirá hasta 43.700 millones de euros en etapas a medida que cumpla las condiciones. La entrega de diciembre comprenderá 23.800 millones de euros para los bancos y 10.600 millones de euros en asistencia al presupuesto.

La porción del FMI, menos de un tercio del total, se pagará sólo una vez que haya ocurrido una recompra de deuda griega en las próximas semanas, pero la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo que el Fondo no tiene intenciones de retirarse del programa.

Para reducir la carga de deuda de Grecia, los ministros acordaron rebajar el tipo de interés de los préstamos oficiales, extender su madurez en 15 años hasta 30 años, y otorgar a Atenas un aplazamiento de pago de intereses de 10 años.

También prometieron devolver 11.000 millones de euros en ganancias que les corresponden a los bancos centrales nacionales por las compras de bonos del gobierno griego con descuentos por parte del Banco Central Europeo en el mercado secundario.

Acordaron además financiar a Grecia para que recompre sus propios bonos en manos de inversores privados a un coste objetivo que según fuentes ronda los 35 céntimos por euro.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo al dejar las negociaciones: "Doy la bienvenida a las decisiones adoptadas por los ministros de finanzas. Ciertamente reducirán la incertidumbre y fortalecerán la confianza en Europa y Grecia".

MEJOR FUTURO

El euro se fortaleció levemente contra el dólar tras la noticia del acuerdo informada por Reuters.

Jucker dijo que el acuerdo crea nuevas esperanzas para los griegos.

"Esto no es sólo sobre el dinero. Esta es una promesa de un mejor futuro para el pueblo griego y para la zona euro como un todo, una ruptura de la era de metas incumplidas y aplicaciones a medias hacia un nuevo paradigma de reformas firmes, deudas con tipos menores y un retorno al crecimiento", dijo en una rueda de prensa a las 2:00 de la madrugada hora local.

El ministro de Finanzas de Grecia, Yannis Stournaras, expresó antes que Grecia ha cumplido su parte del acuerdo al aplicar duras medidas de austeridad y reformas económicas, por lo que ahora dependía de los prestamistas hacer su parte.

Grecia, donde estalló la crisis de deuda de la zona euro a finales de 2009, es el país más endeudado del bloque monetario a pesar de una fuerte quita que ya sufrieron este año los bonos en manos de acreedores privados. Su economía se ha contraído casi un 25 por ciento en cinco años.

Las negociaciones se habían estancado en torno a cómo se puede recortar la deuda griega, que llegaría a casi 190 por ciento del PIB el próximo año, a un más sostenible 120 por ciento hacia 2020.

La cifra acordada apenas incumple ese objetivo, pero el FMI aún insiste en que los ministros de la zona euro deberían realizar un fuerte compromiso sobre mayores medidas para reducir la deuda si Atenas aplica fielmente su programa de ajuste.

La pregunta clave sigue siendo si la deuda de Grecia puede volverse sostenible sin que los gobiernos de la zona euro deban amortizar parte de los préstamos que han realizado a Atenas.

Hasta ahora, Alemania y sus aliados del norte europeo han rechazado cualquier idea que involucre la condonación sobre los préstamos oficiales a Atenas, pero funcionarios de la UE creen que esa línea podría suavizarse después de las elecciones generales alemanas del próximo año.

/Por Jan Strupczewski y Annika Breidthardt/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below