26 de noviembre de 2012 / 13:22 / hace 5 años

ERC rechaza gobernar con CiU tras las elecciones catalanas

Esquerra Republicana de Catalunya no pactará con Convergència i Unió para gobernar en Cataluña tras unas elecciones regionales en las que CiU ha visto menguada su mayoría tras su propuesta soberanista, según dijo el lunes un destacado miembro de la formación independentista. En la imagen, el candidato de ERC, Oriol Junqueras, da una rueda de prensa en Barcelona el 25 de noviembre de 2012. REUTERS/Gustau Nacarino

BARCELONA/MADRID (Reuters) - Esquerra Republicana de Catalunya no pactará con Convergència i Unió para gobernar en Cataluña tras unas elecciones regionales en las que CiU ha visto menguada su mayoría después de su propuesta soberanista, dijo el lunes un destacado miembro de la formación independentista.

ERC, convertida en la segunda fuerza política catalana tras los comicios del domingo, es junto con Partido Popular y Partido Socialista de Cataluña uno de los posibles socios de gobierno de CiU tras una campaña electoral que giró en torno al soberanismo.

“Esquerra no entrará en el Gobierno de (el candidato de CiU) Artur Mas, no haremos una coalición con él, no nos ofrece nada”, afirmó a Reuters Alfred Bosch, diputado de ERC en el Parlamento nacional.

“Lo que podemos hacer es sentarnos a hablar con CiU, podemos hacerlo en las próximas horas y días y preguntarles qué vías proponen”, señaló Bosch, indicando que si las propuestas les convencen “podemos darles apoyo parlamentario de acuerdo con el programa que presenten”.

El portavoz de ERC en el Congreso aludió a una de las principales diferencias de su formación con CiU, que ha llevado a cabo una amplia campaña de austeridad en una región rica pero muy endeudada.

“No vamos a pactar más recortes en sanidad, ni en educación. Hay que encontrar el dinero, hay que encontrar los recursos para que eso no se haga”, aseguró. “Si necesitamos nuevos impuestos, eso es lo que haremos”.

Mas ha visto descender de 62 a 50 su número de escaños en el Parlament tras una campaña electoral centrada en las aspiraciones soberanistas, concretadas en sus planes de realizar un referéndum sobre la independencia de Cataluña, un proyecto de consulta que el Gobierno central del Partido Popular considera ilegal.

El presidente catalán no quiso concretar qué fórmula de gobierno va a buscar, después de que en la legislatura anterior pudiera hacerlo solo mediante apoyos puntuales, o si tendrá que recurrir a una coalición.

“Tiene que haber alguien que nos ayude en este proceso”, dijo en una rueda de prensa Artur Mas, que abogó por un gobierno estable y fuerte y que apuntó a ERC y al Partido Socialista catalán.

“En las próximas semanas intentaremos hacer entender a todos cuál es la realidad, hay una serie de limitaciones, la realidad ahora mismo es muy dura, para todos los gobiernos, sobre todo para Cataluña”, añadió, en referencia a las políticas de austeridad que ya ha aplicado en sus dos años en el poder.

Al mismo tiempo, Mas señaló que de las urnas ha salido un apoyo mayoritario a la consulta independentista.

CRÍTICAS DEL PP

El partido del presidente Mariano Rajoy, al que los dirigentes de CiU rechazaron como posible socio de gobierno, criticó duramente el lunes la convocatoria electoral, tras solo dos años de legislatura.

“Al señor Mas y a Convergència le ha faltado responsabilidad, le ha faltado también prudencia al convocar unas elecciones sin terminar la legislatura, para nada, para un fiasco como el que se ha encontrado”, dijo la secretaria general del partido de centroderecha, María Dolores de Cospedal, tras la Ejecutiva de su partido.

“Ha cometido un error al paralizar Cataluña durante estos meses, al dejar Cataluña sin presupuesto para gobernar, al convocar unas elecciones que eran innecesarias y al llevar al Parlamento a una situación de inestabilidad”, añadió la candidata del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho.

Tras convocar los comicios ante el apoyo en las calles a la independencia, al fracasar la negociación por un nuevo pacto fiscal con Rajoy y con el deseo de obtener la mayoría absoluta, CiU ha sufrido una pérdida de votos considerable, que ha rentabilizado ERC, partido que lleva tiempo defendiendo la separación de España y que ha pasado de 10 a 21 parlamentarios en la cámara regional.

“Todas las partes que firmaron un acto por el referéndum están ahí y han crecido”, señaló Bosch. “Nuestro lectura es que ese referéndum se va a celebrar”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below