España recibirá 35.000 millones del rescate a la banca el 15 diciembre

domingo 25 de noviembre de 2012 13:36 CET
 

MADRID (Reuters) - El Gobierno español recibirá 35.000 millones de la ayuda de Bruselas para recapitalizar el sector financiero el próximo 15 de diciembre, según publicó el domingo el diario El País, citando fuentes europeas y de las entidades.

Las entidades nacionalizadas tendrían disponible esta primera parte de la ayuda el 30 de diciembre y a cambio, la Comisión Europea exigirá un proceso de reestructuración de plantilla y negocio en Bankia y Novagalicia, a la espera de lo que ocurra la venta de Cataluña Caixa y Banco de Valencia.

Portavoces del ministerio de Economía, Bankia y Novagalicia no quisieron comentar la información de El País.

Según el diario, la entidad madrileña y la gallega deberán eliminar 8.000 empleos y cerrar 1.000 sucursales, aunque en el caso de esta última el recorte de plantilla podrá variar dependiendo del proceso de captación de inversores privados que está llevando a cabo la antigua caja.

Bankia deberá reducir hasta un 30 por ciento su plantilla, 4.500 empleos a través de despidos directos, con una indemnización media por persona de 150.000 euros, y otros 1.500 trabajadores mediante ventas de activos como el banco de Miami o las gestoras de patrimonio y la mesa de tesorería, señala el artículo.

El Gobierno español pactó con Bruselas en junio una ayuda de hasta 100.000 millones de euros para su sector financiero, en un proceso que ha exigido la creación de una entidad (SAREB, el conocido como banco malo) que descargará parte del lastre inmobiliario de las entidades financieras españolas.

Está previsto que las autoridades europeas difundan el próximo miércoles, 28 de noviembre, el documento que contiene condiciones y medidas del rescate bancario que, según el diario, se limitará finalmente a 45.000 millones de euros.

El pacto con Bruselas obliga a una quita para los tenedores de participaciones preferentes y deuda subordinada, entre el 45 por ciento y el 60 por ciento señala El País, que se convertirán en acciones de las entidades controladas por el FROB.