25 de noviembre de 2012 / 10:54 / en 5 años

Altísima participación en las históricas elecciones en Cataluña

Las históricas elecciones catalanas del domingo registraban un récord de participación con un 29,35% de votos a la una de la tarde, cuatro puntos más que en 2010, informó el domingo la Generalitat de Cataluña. En la imagen, el presidente catalán y candidato de CiU, Artur Mas, posa antes de depositar su voto en un colegio electoral, en Barcelona, el 25 de noviembre de 2012.Albert Gea

MADRID (Reuters) - Las históricas elecciones catalanas del domingo registraban un récord de participación con un 29,35% de votos a la una de la tarde, cuatro puntos más que en 2010, informó el domingo la Generalitat de Cataluña.

"La participación es la más alta registrada en Cataluña en las últimas ocho elecciones, en el año 1988", dijo la vicepresidenta del gobierno catalán, Joana Ortega.

Más de 5,4 millones de catalanes están llamados a votar en unos comicios que tienen como telón de fondo el debate independentista en la región más rica pero endeudada de España.

Banderas pro-independencia, una estrella sobre la tradicionales rayas rojas y amarillas, adornaban balcones por toda la capital, Barcelona. La propietaria de una tienda, Margarita Bascompte, dijo a Reuters que "en dos semanas hemos vendido más que en los últimos ocho años".

El presidente catalán y candidato del partido conservador CiU, Artur Mas, es el favorito para ganar los comicios autonómicos pero está en duda que consiga la mayoría absoluta, ya que muchos catalanes están furiosos por el aumento del desempleo, los recortes y la persistente recesión.

Mas ha anunciado que si consigue un gran respaldo de la población planteará un referéndum sobre la independencia de la región, una de las más ricas de España pero también muy endeudada.

"Cataluña quiere tener un lugar entre las naciones del mundo", dijo Mas en un abarrotado Palau San Jordi en el acto de cierre de campaña, repleto de banderas europeas, catalanas e independentistas.

"La fuerza de la democracia va a vencer todos los obstáculos que tengamos por delante", añadió.

Muchos catalanes creen que los impuestos que pagan son injustos, y que eso está impidiendo más gasto local en infraestructuras y la creación de empleo. Se estima que 16.000 millones de euros que Cataluña paga en impuestos, alrededor del ocho por ciento de su producción económica, no se devuelve a la región.

Cataluña es sede de fábricas de automóviles y bancos que generan una quinta parte de la riqueza de España y también de uno de los clubes de fútbol con más éxito del mundo, el FC Barcelona.

Con más gente que Dinamarca, una economía casi tan grande como Portugal y una lengua propia, los catalanes se ven a sí mismos como algo distinto del resto de España.

"Aquellos que apoyamos a Mas nos sentimos desde hace mucho tiempo maltratados por España y estamos hartos. La crisis económica ha hecho la diferencia", dijo Rosabel Casajoana, una profesora de 64 años, al salir del colegio electoral donde votó a CiU.

La mayoría de los sondeos no dan la mayoría absoluta a Convergència i Unió (CiU) en el parlamento de 135 escaños, y señalan que un gran número de indecisos podrían decidir unas elecciones que han sido adelantadas dos años.

Las proyecciones dan entre 62-64 diputados a CiU, insuficientes para la mayoría absoluta, por lo que Mas tendría que formar gobierno con los partidos minoritarios pro-independencia como el izquierdista Esquerra Republicana (ERC) para sacar adelante el referéndum.

Esto supondrá entrar en colisión con Madrid, donde el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, utilizará la Constitución para bloquear la consulta.

INTENSIDAD SEPARATISTA SIN PRECEDENTES

Artur Mas adelantó las elecciones en septiembre pasado arropado por el auge independentista visto en las calles con ocasión de la Diada y de que sus demandas de más autonomía fiscal fueran rechazadas por el Gobierno central del PP.

El debate sobre la independencia de Cataluña ha alcanzado una intensidad inusitada tras 30 años de autonomía en medio de una fuerte crisis económica en España, que está obligando al Gobierno central y a las regiones a aplicar impopulares medidas de austeridad para recortar sus elevados déficit públicos.

La campaña se ha visto salpicada en los últimos días por la publicación de un borrador policial en el periódico El Mundo que afirma que el político nacionalista tiene cuentas en Suiza, algo que él niega, considerándola una estrategia electoral del Partido Popular.

/Por Fiona Ortiz/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below