Un ataque contra un presunto narco causa siete muertos en Guatemala

viernes 23 de noviembre de 2012 09:09 CET
 

CIUDAD DE GUATEMALA (Reuters) - Hombres armados vestidos de policías asesinaron el jueves a siete personas en un hospital privado en Guatemala, en un ataque que tenía como objetivo a un presunto narcotraficante que logró escapar del tiroteo, dijeron autoridades.

El ministro del Interior de Guatemala, Mauricio López, dijo a periodistas que varios hombres ingresaron en el hospital, ubicado en un vecindario de clase alta de la capital, buscando a Jairo Orellana, acusado de narcotráfico y cliente frecuente del centro de salud.

Cuando la seguridad les impidió el paso, los atacantes abrieron fuego utilizado fusiles AK-47 con los que mataron a seis hombres, supuestamente guardaespaldas de Orellana, y a un guardia de seguridad del hospital, para luego salir huyendo a bordo de cinco camionetas.

"El ataque que se produjo en la Z.15 (Zona 15 de la ciudad) puede ser producto de lucha de poderes de estructuras dedicadas al narcotráfico (...), iba dirigido contra Jairo Orellana Morales", dijo López.

Las autoridades dijeron que una de las víctimas era originario de Alta Verapaz, una provincia rural a unos 75 kilómetros al norte de la capital que el Gobierno declaró en "estado de sitio" en diciembre de 2010, con el fin de arrebatarle el control de la zona al poderoso cártel mexicano de Los Zetas.

Las organizaciones criminales mexicanas han extendido sus operaciones en Centroamérica con el fin de traficar cocaína procedente de América del Sur hacia Estados Unidos.

En mayo del año pasado, los Zetas decapitaron a 27 campesinos en la región de Petén, fronteriza con México, en una disputa con los propietarios de las granjas sobre las rutas de tráfico de drogas.

El presidente de Guatemala Otto Pérez asumió el cargo en enero prometiendo tomar medidas enérgicas contra los cárteles de la droga, en uno de los países con mayor tasa de homicidios en el mundo.

 
Hombres armados vestidos de policías asesinaron el jueves a siete personas en un hospital privado en Guatemala, en un ataque que tenía como objetivo a un presunto narcotraficante que logró escapar del tiroteo, dijeron autoridades. En la imagen, responsables policiales junto al cadáver de un hombre, una de las víctimas del tiroteo en Guatemala, el 22 de noviembre de 2012. REUTERS/Jorge Dan López