Pocas esperanzas de una extensión del tratado climático de Kioto

jueves 22 de noviembre de 2012 18:56 CET
 

OSLO (Reuters) - Los temores al cambio climático causado por el hombre bastaban hace 15 años para unir a la mayoría del mundo industrializado en un tratado que era imperfecto, pero al menos parecía consolidar el principio de que es necesario reducir los gases de efecto invernadero.

Pero ahora, con los niveles mucho más elevados de esos gases y los efectos del cambio climático más a la vista, la crisis económica y los acuerdos sobre quién debe pagar prácticamente han eliminado toda posibilidad de una extensión significativa ante el vencimiento del Protocolo de Kioto.

Casi 200 naciones se reunirán en Doha, Qatar, desde el 26 de noviembre al 7 de diciembre para, por lo menos, intentarlo.

Sin embargo, Rusia, Japón y Canadá, economías importantes que firmaron el Protocolo de Kioto en 1997, ya dijeron que no se comprometerán a recortes de emisiones después del 31 de diciembre.

Por otra parte, las enormes economías en desarrollo India y China, que ahora son los principales emisores mundiales de gases como el dióxido de carbono proveniente de combustibles fósiles, que atrapan el calor del sol, no estaban obligadas a recortar sus emisiones bajo el pacto firmado en Kioto hace más de una década.

Estados Unidos nunca ratificó el acuerdo argumentando que costaría al país la pérdida de empleos y que debía incluir reducciones en las emisiones también para las naciones más pobres.

Los defensores del protocolo dicen que no extender el acuerdo de Kioto también perjudicará el principal desafío de Doha: desarrollar un tratado totalmente nuevo para reducir las emisiones de todos los países, incluidas naciones en desarrollo, que se acordaría para 2015 y entraría en vigor en 2020.

Mientras tanto, el cambio climático es cada vez más visible.

La capa de hielo del Ártico se redujo en septiembre al nivel más bajo registrado, y olas de calor y sequías han golpeado a Estados Unidos y Rusia más seguido de lo esperado según registros históricos, indicó la semana pasada un informe del Banco Mundial.   Continuación...

 
Los temores al cambio climático causado por el hombre bastaban hace 15 años para unir a la mayoría del mundo industrializado en un tratado que era imperfecto, pero al menos parecía consolidar el principio de que es necesario reducir los gases de efecto invernadero. En la imagen, el paisaje del centro de Los Ángeles a través de una capa de smog visto desde un tejado en Hollywood, California, el 31 de mayo de 2012. REUTERS/Fred Prouser/File