Olviden el Nobel de la Paz, la UE prepara sus armas para la cumbre

jueves 22 de noviembre de 2012 16:59 CET
 

MADRID (Reuters) - Puede que la Unión Europea haya ganado el premio Nobel de la Paz este año, pero para muchos líderes de la UE, diplomáticos e incluso periodistas, el grupo puede parecer más bien una cámara de tortura.

Europa ve cada vez más decisiones de gobierno tomadas a deshoras por líderes agotados, ignorando las pruebas científicas sobre que eso puede llevar a malas decisiones, o a no decidir.

En los últimos tres años, la UE ha celebrado 25 cumbres para intentar abordar su crisis de deuda y los problemas económicos relacionados, y pocas de esas reuniones han terminado antes de las 2 o las 4 de la madrugada, por lo general tras casi 12 horas de negociación casi infructuosa.

Sumando a eso las más de 40 reuniones de ministros de Finanzas, la más reciente de las cuales terminó el miércoles a las 5 de la mañana, de nuevo sin acuerdo, y es fácil ver por qué unas instituciones diseñadas para fomentar la paz y la estabilidad en Europa pueden terminar produciendo frustración, angustia y un terrible dolor de cabeza.

"Lo diré de esta manera: ayer me desperté a las cinco o cinco y media de la mañana, y hemos terminado la reunión en torno a las cuatro de la madrugada", dijo el primer ministro eslovaco, Robert Fico, tras la última cumbre en octubre, que terminó prácticamente sin avances.

"Así es como funcionamos todos nosotros, tomamos decisiones muy serias bajo presión", dijo, refiriéndose a los cada vez más cansados jefes europeos de Estado y de Gobierno.

Los 27 líderes de la UE se reunieron para otra cumbre el jueves y el viernes, en esta ocasión para intentar lograr un acuerdo sobre el gasto de aproximadamente un billón de euros en los próximos siete años.

El encuentro promete ser un choque de intereses nacionales, más que el modelo de reconciliación y armonía elogiados por el comité del Nobel, aunque sea una cuestión de palabras y no de armas.

Las reuniones para negociar el presupuesto a largo plazo sólo se producen cada seis o siete años y son conocidas por superar sus fechas límites y ser asuntos de destacada cabezonería y mal humor.   Continuación...

 
Puede que la Unión Europea haya ganado el premio Nobel de la Paz este año, pero para muchos líderes de la UE, diplomáticos e incluso periodistas, el grupo puede parecer más bien una cámara de tortura. En la imagen, el primer ministro británico, David Cameron, sale de la sede del consejo europeo para un cumbre de líderes de la UE en Bruselas, el 22 de noviembre de 2012. REUTERS/Yves Herman