Dificultades en el traspaso de poderes en el País Vasco

jueves 22 de noviembre de 2012 16:32 CET
 

BILBAO (Reuters) - Las pretensiones del Gobierno saliente de Patxi López de proceder a un traspaso ordenado de poderes al nuevo ejecutivo que constituya el que se perfila como próximo lehendakari, Iñigo Urkullu, se diluyen, después de que el jueves el Ejecutivo socialista suspendiera la reunión prevista con una delegación del Partido Nacionalista Vasco.

Detrás de este desencuentro se encuentra la polémica sobre el pago de la extraordinaria de Navidad a los funcionarios, una decisión que debe adoptar el Gobierno socialista saliente y para la que se dispone de los recursos suficientes (208 millones de euros), aseguró la portavoz Idoia Mendia tras la reunión del Consejo de Gobierno del miércoles.

La voluntad de los socialistas es la de proceder al pago de la extraordinaria, pese al decreto del Gobierno central del Partido Popular que les obliga en sentido contrario, y mientras las administraciones central y vasca mantienen un contencioso judicial por esta causa.

Pero antes, aseguran, quieren consultarlo con el PNV, al que de alguna manera trasladan la responsabilidad sobre una decisión que afecta a un numeroso colectivo de trabajadores, lo que ha molestado a los nacionalistas.

El PNV ganó los comicios del 21 de octubre, obteniendo 27 escaños de un parlamento de 75, lo que le obliga a conseguir acuerdos para sacar adelante sus proyectos, especialmente los presupuestos, la prioridad de la legislatura que empieza en plena recesión.

CONTRATOS

Por otro lado, las portadas de los principales periódicos vascos recogían hoy la denuncia del PNV de que el Gobierno saliente de Patxi López pretende aprobar en su últimos consejos contratos para 2013 y 2014, que ascenderían a 640 millones de euros y que comprometerían el margen de maniobra del nuevo Ejecutivo que lidere Iñigo Urkullu para esos años.

Las acusaciones recogidas por la prensa motivaron el enfado del Gobierno saliente, lo que provocó la anulación de la cita y quienes iban a integrar la delegación del Ejecutivo saliente para tratar el traspaso de poderes, la portavoz Idoia Mendia y el secretario de Presidencia, Manuel Salinero, comparecieron ante la prensa para explicar su decisión.

"Nos hemos encontrado en la portada de los periódicos con la postura que iba a traer a la comisión el PNV, y además llena de imputaciones sesgadas y de cifras tergiversadas o claramente inciertas", explicó la portavoz de Gobierno.   Continuación...

 
Las pretensiones del Gobierno saliente de Patxi López de proceder a un traspaso ordenado de poderes al nuevo ejecutivo que constituya el que se perfila como próximo lehendakari, Iñigo Urkullu, se diluyen, después de que el jueves el Ejecutivo socialista suspendiera la reunión prevista con una delegacion del Partido Nacionalista Vasco. En la imagen, López en un rueda de prensa en Bilbao el 23 de octubre de 2012. REUTERS/Vincent West