Artur Mas: La acusación de corrupción es una estrategia del PP

jueves 22 de noviembre de 2012 13:38 CET
 

MADRID (Reuters) - El presidente catalán, Artur Mas, que parte como favorito para las elecciones autonómicas del domingo, dijo que dimitirá si se demuestran unas acusaciones de corrupción vertidas contra él por un diario y que en su opinión forman parte de una estrategia electoral del Partido Popular.

Mas, que pretende convocar un referéndum por la independencia si gana los comicios, rechazó las acusaciones del diario El Mundo, que cita un supuesto informe policial que asegura que el político catalán tiene cuentas en Suiza.

El candidato de CiU dijo que la acusación forma parte de una estrategia gestada desde el gobernante Partido Popular para "acallar la voluntad del pueblo de Cataluña", que protagonizó una masiva manifestación en septiembre pidiendo la independencia.

"Rajoy no es ajeno. La estrategia no es de (Cristóbal) Montoro, es la estrategia del PP de Cospedal, Montoro y Rajoy. Todos están implicados en esta operación de intentar cambiar la voluntad del pueblo. Es una estrategia del PP", dijo Mas en declaraciones a RAC 1.

El presidente catalán hacía referencia a las palabras pronunciadas el miércoles por Montoro, ministro de Hacienda y máximo responsable de la Agencia Tributaria, que dijo sin dar nombres: "El que tiene que comparecer es el que tiene cuentas en Suiza no declaradas".

"No se atreve a decir quién porque si no le tendríamos que poner una querella a él. Como no sabe nada, difama igual. Todo forma parte de la misma campaña", afirmó Mas.

El político nacionalista decidió el pasado septiembre adelantar en dos años las elecciones autonómicas, después del auge independentista en las calles y de que sus demandas de más autonomía fiscal fueran rechazadas por el Gobierno central del Partido Popular.

El debate sobre la independencia de Cataluña ha alcanzado una intensidad inusitada tras 30 años de autonomía en medio de una fuerte crisis económica en España, que está obligando al Gobierno central y a las regiones a aplicar impopulares medidas de austeridad para recortar sus elevados déficit públicos.

La mayoría de los sondeos publicados recientemente otorgan a CiU entre 60 y 64 escaños, lejos de los 68 que supondría la mayoría absoluta. Este resultado, en palabras de Mas, no le haría abandonar su proyecto soberanista, pese a reconocer que quedaría debilitado.

 
El presidente catalán, Artur Mas, que parte como favorito para las elecciones autonómicas del domingo, dijo que dimitirá si se demuestran unas acusaciones de corrupción vertidas contra él por un diario y que en su opinión forman parte de una estrategia electoral del Partido Popular. En la imagen, Mas saluda a una mujer durante una visita a una residencia de ancianos en Barcelona, el el 19 de noviembre de 2012. REUTERS/Albert Gea