Una bomba en Tel Aviv socava los esfuerzos para una tregua en Gaza

miércoles 21 de noviembre de 2012 17:07 CET
 

GAZA/JERUSALEN (Reuters) - El estallido de una bomba el miércoles en un autobús en Tel Aviv complicaba los esfuerzos de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, para forjar un tregua esquiva entre Israel y Hamás, mientras el primero atacaba por aire la Franja de Gaza.

Tras mantener negociaciones en Ramala con el presidente palestino, Mahmud Abas, Clinton celebró una segunda reunión con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, antes de dirigirse a Egipto para dialogar con el presidente Mohamed Mursi, cuyo país es el principal mediador para terminar con los ocho días de hostilidades.

En Tel Aviv, atacada por cohetes lanzados desde Gaza que o no alcanzaron la ciudad o fueron interceptados por el sistema Cúpula de Hierro de Israel, quince personas resultaron heridas al registrarse una explosión en un autobús en una calle cerca del Ministerio de Defensa y los cuarteles centrales del Ejército.

Israel y Estados Unidos describieron el incidente como un ataque terrorista y un comunicado de la Casa Blanca reafirmó el "compromiso inquebrantable" de Washington con la seguridad del Estado judío.

La explosión, que según la policía fue causada por una bomba colocada en un vehículo, fue celebrada por extremistas en Gaza y amenazaba con complicar los esfuerzos de una tregua. Se trata de la primera explosión grave registrada en la capital comercial de Israel desde 2006.

En Gaza, Israel atacó más de cien objetivos, incluidos edificios gubernamentales de Hamás, en ataques que según fuentes médicas mataron a diez personas, entre ellas un niño de dos años.

El diario más vendido de Israel, Yedioth Ahronoth, informó de que el borrador inicial de un acuerdo de alto el fuego llamaba a Egipto a anunciar una tregua de 72 horas seguida por más negociaciones para un compromiso a largo plazo.

En virtud de ese documento, que según el diario no requiere que firmen las partes, Israel suspenderá sus ataques, pondrá fin a sus incursiones contra comandantes de Hamás y prometerá examinar formas de terminar con el bloqueo sobre el enclave palestino.

Hamás se comprometería con no atacar a ningún blanco israelí y garantizaría que las facciones palestinas en la Franja de Gaza harán lo mismo.   Continuación...

 
El estallido de una bomba el miércoles en un autobús en Tel Aviv complicaba los esfuerzos de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, para forjar un tregua esquiva entre Israel y Hamás, mientras el primero atacaba por aire la Franja de Gaza. En la imagen, un experto israelí en explosivos en el lugar de la explosión en el autobús en Tel Aviv el 21 de noviembre de 2012. REUTERS/Nir Elias