El Papa pide a palestinos e israelíes poner fin al conflicto en Gaza

miércoles 21 de noviembre de 2012 12:49 CET
 

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El papa Benedicto XVI pidió el miércoles a los dirigentes israelíes y palestinos que tomen "decisiones valientes" para poner fin a un conflicto que, según el pontífice, corre el riesgo de extenderse al resto de Oriente Próximo.

Benedicto XVI dijo a peregrinos y turistas reunidos para su audiencia general semanal en la plaza de San Pedro que apoyaba los esfuerzos para negociar un alto el fuego en Gaza.

"Apelo a las autoridades de ambas partes a que tomen decisiones valientes en favor de la paz y que pongan fin a un conflicto que tiene repercusiones negativas en todo Oriente Próximo, que ya se ve atormentado por demasiados conflictos y por tanto tiene necesidad de paz y reconciliación", afirmó.

"Siento la necesidad de decir, una vez más, que el odio y la violencia no son soluciones a los problemas. También animo los esfuerzos de quienes trabajan por una tregua o para promover las negociaciones", dijo.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, estaba intentando sellar una tregua en Gaza el miércoles, pero persistían las diferencias entre Israel y Hamás en aspectos clave. Los ataques aéreos israelíes seguían produciéndose contra el enclave y los palestinos continuaron lanzando cohetes al otro lado de la frontera.

Israel ha llevado a cabo más de 1.500 ataques desde que la ofensiva comenzó. Responsables médicos en Gaza dicen que 139 palestinos, la mayoría de ellos civiles y entre ellos 34 niños, han muerto.

Casi 1.400 cohetes han sido disparados contra Israel, matando a cuatro civiles y a un soldado, dijo el Ejército.

El pontífice hizo un viaje a Israel y los territorios palestinos en 2008, pero no visitó Gaza. En septiembre, acudió a Líbano, donde abogó por la paz en la región y pidió el fin de la guerra civil en Siria.

 
El papa Benedicto XVI pidió el miércoles a los dirigentes israelíes y palestinos que tomen "decisiones valientes" para poner fin a un conflicto que, según el pontífice, corre el riesgo de extenderse al resto de Oriente Próximo. En la imagen, el Papa da su bendición en la audiencia general del 14 de noviembre de 2012 en el Vaticano. REUTERS/Giampiero Sposito